UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Aguadas de tinta



Esta mañana he encontrado en la red el trabajo de Scott Ketchum. Con solo una mirada me he sumergido en sus aguadas con tinta china, en sus perfiles ligeros. Hay tanto en lo aparentemente simple que solo puedo decir que me magnetizan.



No son solo desnudos de hombre de increíble belleza. En su ajustada disposición se adivinan placenteros movimientos, entrañables conversaciones, apasionados encuentros. Tal vez sea porque sus impalpables trazos me recuerdan otros contornos, otros momentos llenos de vida, en los que mis dedos recorrían una piel ansiosa por recibir.

Un dibujo, una palabra, un sonido… anidan en mi memoria dando sentido a este viaje inesperado y grato.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente








4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro que compartamos gustos. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Como les dicen a los del Masterchef, a veces menos es más y este señor lo sigue a rajatabla. Sí que son imágenes sugerentes, pero ando yo con el apetito más para excesos que para sobriedades, no sé, jeje.
    Un abrazo, amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... los excesos producen indigestiones angelillo, de vez en cuando nos sienta muy bien un poco de dieta, y está compensa mucho.

      Un abrazo amigo.

      Eliminar