UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

miércoles, 21 de marzo de 2018

El retorno de la primavera


Ayer por la tarde llegó la primavera astrológica. Fue una tarde fría, desapacible, áspera, más bien destemplada incluso en el ánimo.

En cambio, hoy, el primer día completo de la primavera del 2018 el sol luce con fuerza calentando la piel si el airecillo cesa unos instantes. Por eso sigue fría, aunque la presiento cálida y lluviosa, con apacibles días en los que disfrutar de la playa o la montaña, y otros en los que resguarecerse de la lluvia o el fresco al calor de un buen fuego de hogar. Viene como un estar sin estar.


La he recibido solo. Con el corazón abierto exultado de flores y ansias. Ha sido de una forma intima, sin emociones, pero con ganas. Tenía ansía de verla, de tomar su sol, su aire y sus apetitos. ¡No sé qué ha pasado!, pero apenas la he acariciado, sentido, amado. Me ha besado apenas rozando el alma, pidiéndome templanza y espera. En ella he visto el espejo de lo que siento. Un hombre que no encuentra en sus rincones la calma.

En nuestra situación es complicada la templanza. Y más cuando uno está solo en casa, cuando piensas que tienes tiempo y disposición para abrazar al amigo, para vivir el desenfreno, cuando te recreas en el encuentro tantas veces anhelado, pero llega la soledad y con ella la sujeción, la prudencia, y te preguntas si en realidad deseas tanto el abrazo o más bien son fantasías de un alma viajera. Es como un estar sin estar, como la primavera.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente








2 comentarios:

  1. Aquí esta primavera es de momento lo menos parecido a una primavera que hemos tenido hace tiempo, aunque cierto es que esta tierra mía no brilla por sus excelencias meteorológicas, jeje.
    Está bien soñar y anhelar esos abrazos, es bueno a ratos destemplarse un rato y ponerse un poco "hot" jejeje, y si se hace teniendo claros tus afectos y tus prioridades como te ocurre a ti, pues tanto mejor. La primavera la sangre altera, y yo soy muy partidario de alterarse de vez en cuando un poquito, jaja.
    Un abrazo grande y feliz primavera mediterránea, amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año se cumple muy bien los versos de Antonio Machado que dicen:

      La primavera ha venido.
      Nadie sabe cómo ha sido.

      Tal vez sea porque no se notaba en el ambiente del frío que aún hacia. Jejjeje. Esta sin duda es una primavera de esas, fría y heladora. Recuerdo años en los que en el interior de las provincias de Valencia y Alicante ha nevado incluso en abril. Habrá que esperar un poco a que el sol nos caliente, aunque hoy tomando un café en una terraza ya lo hacía.

      De todas formas, feliz de que el día alargue llenándonos de luz.

      Un abrazo

      Eliminar