UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

jueves, 6 de julio de 2017

Sed de mar


Aún no he podido bañar mi cuerpo con el agua del mar. Siento un tanto extraño este verano, como extraña ha sido la primavera. Por estos días de julio, en años anteriores había ido montones de veces para compartir confidencias con mi amigo. En realidad, cuando programo una escapada en la que fusionarme con su agua y su envolvente arena, surgen imprevistos que lo atrasan.


Ciertamente tiene mucho que ver nuestro estado de animo. El mío se esta reprogramando en estos momentos, y tal vez no sea aún el tiempo de gozar con su encuentro. Aunque duele no jugar con sus olas, no oír el susurro de mi nombre salpicado en blancas gotas. Este año tengo sed de mar. Tanta sed, que anhelo sus abrazos de espuma y agua. Tanta sed que camino sofocado por la calurosa tierra.





Necesito contemplar a mi mar. Compartir vivencias. Es mi amigo y confidente. El que me hace sonreír dándome fuerza. El mar, me nutre con sus palabras de amor y mis sueños de vida. 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente








2 comentarios:

  1. Saludos German
    Vivo México, casado con guapa mujer, y soy padre, les amo. Y entiendo sobre sentirse atraído por un hombre, actualmente iniciando una amistad con un hombre igual casado, con respeto, discreción y mucho erotismo, es complicado, una locura, un viaje inesperado como lo mencionas, esperando compartir contigo nuestros pensamientos, no estamos solos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo en este viaje. Me alegro que disfrutes del viaje. Cuando quieras compartir tus inquietudes ya sabes por donde estamos. Un abrazo.

      Eliminar