UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 26 de mayo de 2017

Tentador


¿Porqué me resulta tentador un hombre con el pelo muy corto o rapado y con barba? Esa es una pregunta que me he hecho muchas veces, y la respuesta está en que me parece muy varonil, muy hombre. Puede que incluso sea más excitante al ser todo lo contrario de una piel de mujer, suave, sedosa, acariciante. Pasar la mano sorbiendo la piel de un hombre con vello es erizarse de placer, es arrancar espasmos de goce al otro y nutrirte con los tuyos propios.


Durante muchos años estaba hasta mal visto que uno no se depilase si tenía vello. Había tanta presión que incluso estuve tentado de depilarme. Aceptar mi cuerpo practicando el nudismo me llevó a no hacerlo, incluso a mirar con agrado a los que tenían la osadía de lucir tal cual eran. Años más tarde al descubrir mi ser completo me gustó la excitante sensación de acariciar la tupida piel de otro.

Por suerte para algunos las modas van cambiando y ahora vuelven a verse en anuncios publicitarios, películas y en las playas hombres normales, tentadores, tal cual. Porque con vello o sin vello, lo más importante es la naturalidad, el ser simplemente, hombres.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente










No hay comentarios:

Publicar un comentario