UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 3 de marzo de 2017

Desgana




Sentado en este columpio, reflexionando sobre mi estado de ser, llego a decirme que si tuviera que usar un calificativo para mi estado de animo actual, sin duda sería el de desgana. 

En este viaje anida en mi una falta de entusiasmo que tal vez sea fruto de mi forma de conducirme. No aprender a aceptarme por mucho que lo intente sigue atormentándome por el porvenir y por el pasado, no dejándome vivir plenamente.

Es verdad que uno no pide nada a los otros. No puedo hacerlo cuando antepongo mi vida personal y familiar a ellos. Y se entra como en un bucle que exacerba hasta lo indeseable. Desde esa posición cada vez apetece menos entablar, buscar, hallar o simplemente estar. Desde esa posición solo existe desgana.

Es más, cuando encuentro a alguien con el que compartir el viaje, cuando me siento bien, todo se confabula para apearme del mismo en la estación de mis desasosiegos. Es como si me hiciesen ver desde lo oculto que he elegido un destino erróneo.

Esta tarde desde el columpio de mis pensamientos creo llegada la hora de que me deje llevar sin preguntarme nada, como lo hace este balancín mecido por la suave brisa de la tarde, desnudo el cuerpo y el alma.

Puede que sea mi destino no encontrar nunca un compañero de viaje.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente








5 comentarios:

  1. Me encuentro en tu misma situación ,te entiendo perfectamente.un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Animo , no eres el unico en este barco, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Animo, tal vez no tengamos que estar continuamente cuestionandonos todo, date un respiro, compañero de viaje, un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Germán,
    En nuestra situación, que tenemos que vivir dos mundos tan distintos, es difícil encontrar la paz absoluta.
    A veces es inevitable hundirse un poco en el desasosiego, pero eso es algo temporal.
    Te sigo hace tiempo y te he visto pasar baches, te he visto superarlos y te he visto feliz y radiante.
    Animo, amigo, esto también pasará y el sol volverá a brillar.
    Un fortisimo abrazo, de casado a casado.
    Dardo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por vuestros ánimos. Junto a vosotros este viaje de sentimientos y deseos se hace más llevadero. Abrazos y besos a todos.

    ResponderEliminar