UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

miércoles, 18 de enero de 2017

En la ola de frío


Hace tato frío que se hiela hasta el pensamiento. Ayer vimos pequeños copos de nieve y hoy ha nevado con intensidad cerca de casa. Se avecinan las calles frías, estremecidas en soplos, aturdidas en pequeños témpanos que parecen suspendidos cristales. Congelado está el tiempo que inunda los ánimos de pequeñez y temblores escondidos. 


Hace tanto frío que solo un cuerpo caliente aplacaría este helado ensimismamiento, devolviendo la sensibilidad a una piel que recuerda el dorado mar del estío, tan apetecido en el albor de una arena cercada en pasiones que uno se sumerge en la nieve como flotando sobre al agua de sus deseos.

Hace tanto frío que te siento apetecido en tus rincones, intenso en rural festín que se llena con mis ganas de tenerte.

Hace tanto frío que encoge la llama que a todos nos alienta. Suerte que los días pasan deprisa y tu piel ha de fundirse pronto en la mía con tanta intensidad como la que fundía la nieve al ser sentida por las doradas caricias del sol más apetecido.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente







No hay comentarios:

Publicar un comentario