UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

lunes, 11 de julio de 2016

Hoy me acepto




Al hilo de la última entrada he recibido comentarios muy hermosos en privado. Alguno me dice que soy muy valiente con lo escrito, unos que se alegran por mi estado y otros que comparten mis palabras. En realidad somos viajeros del mismo viaje con caminos distintos, porqué cada cual tiene su camino, ni mejor ni peor que el del otro. Somos quienes somos. Soy quien soy.

Hoy he subido esta fotografía con mensaje a mi muro del Facebook. La encontré hace tiempo en internet, pero no la he puesto en mi perfil hasta que no me he sentido identificado en su totalidad con lo que expresa, hasta que he asumido que soy quien soy. En todos estos años nunca he estado más seguro de ello. Los que seguís el blog no es necesario que os cuente nada, sabéis que en septiembre hará ocho años que mi vida cambio de forma rápida y en bajada, a los que llegáis de nuevas no os voy a decir que está ya escrito.

Desde aquel día ha habido semanas y años que no lo aceptaba, que me sentía culpable por sentir de repente a dos bandas. No entendía nada, no me entendía a mi mismo. El viaje ha sido muy duro, tanto que me acercó al precipicio. Por eso os agradezco tanto que hayáis compartido este camino conmigo, he aprendido de todos y de todo, incluso de los que me decían que la única solución era la ruptura. Y sobre todo de mi esposa, el gran pilar de mi vida, por seguir a mi lado cuando veía que la vida pasaba de puntillas por mi y solo hacía que darme su apoyo con amor, respuestas y esperanzas.

Me acepto, se quien soy. Solo queda vivir, y recordar para que no vuelva el desaliento.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente







2 comentarios:

  1. Aunque circunstancias personales poco amables me tienen alejado del blog, de vez en cuando entro robándole un minutillo o dos al trajín interno para ver qué nos tienes que contar. Me he perdido muchas entradas pero afortunadamente en esta ocasión he leído ésta y la anterior. Me alegro de corazón que te encuentres tan bien. Tu bienestar es también la alegría de los que te apreciamos. Satúrate de verano y que la luz mediterránea te mantenga radiante mucho, mucho tiempo. Un beso.
    Salud a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que le hayas robado un minutillo a tu tiempo para sumergirte en mi tiempo. Sentirse bien es poco para todo lo que he pasado, ahora se quien soy y cuales son mis pasos. Por eso estoy contento, porque el camino es duro, pero hay un final feliz.

      Se te echa de menos amigo. Un abrazo grande como el mar que nos une.

      Eliminar