UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

lunes, 25 de abril de 2016

Como un aire ligero

Hay fotografías que cuando las veo me llegan como un aire ligero que eriza mi piel. No son tiempos de sexo, ni de sometimiento o delirios. Son secuencias compartidas con un buen amigo, tan llenas de amistad que las palabras sobran.


Instantes vividos sin hora en el reloj, placenteros, en los que la complicidad se muestra eterna. Solo habla la piel, la blanca sensación de encontrarse pegado a un alma. Nadie turba, ni ellos mismos, el reposo de dos entregados hombres.


Las manos no juegan, ¡sienten!. Las miradas no escudriñan, ¡miran!. Los sexos no brincan, reposan sumidos en la complacencia de lo más intimo. Solo el agua parece saltar empujada por espumas que recuerdan otros momentos en los que la pasión quedo enredada entre voraces bocas.

Ahora es el momento de sentirse. Sentirse en grande, hermosos, como dioses que reposan bañados por la luz del placer. Adornados con la presencia del otro, rendidos a estar, sin más razón que la de estar juntos. No solo se vive del sexo. Hay también que respirar goce, embeberse de rumor de vida, deleitarse con la presencia del hombre que conmueve nuestros collados. ¡Que bello es sentir como flota en el aire el secreto de lo humano!.


Es lo que me ha pasado al ver esta imagen, tan llena de amistad que suena a verdad.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente

sábado, 23 de abril de 2016

Cuatrocientos años sin Cervantes


Cuatrocientos años ha que don Miguel de Cervantes Saavedra fue enterrado en un día como el que hoy nos ocupa en el convento de las Madres Trinitarias de Madrid. Tan pocos dineros tenía que solo pudo pagar dos misas por su alma.

Triste final para un hombre al que se considera el mayor ingenio de las letras españolas. Otro cantar hubiese venido a suceder si su nacer acaecido fuera en otro país de Europa, que fueron los ingleses quienes vinieron a ponerle en valor. Esta España nuestra que pasados los siglos sigue igual de desagradecida con aquellos que le dan lustre y fama.

No es mi remedio hacer aquí relato de la vida y obra de tan buen autor, de sobra conocida por todos, o al menos su nombre de Cervantes es de fama dada en el mundo. Solo es de decir que no dejemos de leer sus letras en las que se da todo aquello que los entendimientos necesitan para mayor comprender los hechos que se dan. 



He sacado de su gran obra Don Quijote de la Mancha, estas escrituras que parecen ser hechas para los que nos asomamos a esta ventana que abierta es por cosas que parecen no ser de creer:

“En efecto, rematado ya su juicio, vino a dar en el más extraño pensamiento que jamás dio loco en el mundo, y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumento de su honra, como para el servicio de su república, hacerse caballero andante, e irse por todo el mundo con sus armas y caballo a buscar las aventuras, y a ejercitarse en todo aquello que él había leído, que los caballeros andantes se ejercitaban, deshaciendo todo género de agravio, y poniéndose en ocasiones y peligros, donde acabándolos, cobrase eterno nombre y fama”.

En muchas de las ocasiones parecemos caballeros andantes en busca de fama, que no es otra que la felicidad de sentirse en plenitud como hombres. Como don Quijote, vivimos mil y una aventuras, luchando con gigantes que son los miedos que angustian nuestro ser, o colocándonos por medio todo tipo de apariencias u obstáculos que no son más que fruto de nuestro imaginar. Un viaje que como el suyo, no está exento de peligros, en nuestras manos está como las estuvo en las de Cervantes, que solo sean fruto de un sentir y no de lo que viene a ser la realidad de nuestra situación.

Si vivís o estáis de paso por la villa y corte de Madrid, no dejéis de mirar en la Biblioteca Nacional la magna exposición que sobre su magnifica obra queda a los ojos de quien hasta allí se desplaza. Yo lo hice, y grato me supo conocer más sobre su persona y sus libros.

Ejemplar original en una magnífica presentación.
Os dejo el enlace para mayor acceso: http://quijote.bne.es/libro.html Biblioteca Nacional. Madrid
En el día al que llaman del libro, queda mi pequeño homenaje al más grande entre los grandes, don Miguel de Cervantes, autor de El Ingenioso Hidalgo Don Quixote de la Mancha y tantas obras que le dieron con los tiempos el buen nombre que algunos le negaron en sus épocas.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente