UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

domingo, 20 de marzo de 2016

¡Hola primavera!


¡Hola primavera!. Abrazarte quiero, aunque has llegado envuelta en frías gotas de invierno, tímidamente abiertas en un sol templado. Amoratas sin pretender mi nariz, temblando mi cuerpo con la pasión de tus días. Contigo llegan mis ganas de disfrutar de la estación de los largos paseos y los primeros baños de mar, del sigiloso sol y la piel brisada.

Ganas de ti, de reposar en tu pecho mi cuerpo desnudo, anhelante de tus caricias y de tus besos. Pronto hollaré las arenas de tus playas sintiéndome en plenitud, anhelado, reposado en la integridad del hombre.

Un lirio recorre hoy mi cuerpo como saludo de vida, de apetito terrenal, de viaje volcado en tu encuentro. Un lirio que se expresa felizmente consagrado en tu beneficio.


¡Primavera!, espérame en los ramajes del viejo árbol, aquel en el que bajo sus hojas los sueños se transforman en raudal humano.




------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente

3 comentarios:

  1. ¡Mi estación favorita!...solo que por aquí tarda en dejarse sentir.
    No paso por alto tus hermosas palabras, pero vaya, que maromo has puesto para ilustrarlas, que cuerpazo y que pelillos tan bien distribuidos, hummm...como puedes ver la primavera, aunque no se aprecie climatológicamente, ya me ha revuelto un poco las hormonas, jaja.
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, primavera para vivirla. Espero que lo hagas con pasión y ganas.

    ResponderEliminar
  3. Otro fan más de la primavera por aquí: no es mi estación favorita porque soy alérgico y sufro un poquito, pero desde luego que es la estación que me revive del frío invierno. Por eso quizá nunca he entendido a aquellas personas que se deprimen cuando llega la primavera: ¡a mi me ocurre justo lo contrario y en todos los sentidos! Un saludo, Germán.

    ResponderEliminar