UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 29 de enero de 2016

Dentro de mi existencia


Dentro de mi existencia bulle el tiempo de mi vida, el que habita conmigo desde que comencé a gestarme en el vientre de mi madre. Un tiempo que me ha dado grandes momentos, intensos, abandonados unos, solemnes otros, queridos los más. Momentos que me han rondado hasta habitar apacibles en mi interior.


Son momentos que me han hecho comprender, entender, discernir, razonar. Ahora se con más convencimiento que quiero vivir mi libertad desde la libertad de lo vivido.  Mi vida es mía, fruto de mis experiencias, de mis decisiones, no de otros que quieren cambiarla según sus experiencias. Es curioso, hace unos años, cuando descubrí mi bisexualidad en aquella maravillosa playa de Almería, me enzarce en chats que llenaban horas y más horas de descubrimientos y placeres encontrados hasta que quede con un buen amigo. Se acercaba la cita, y yo no estaba seguro, así que llamé por teléfono para cancelarla y mi mujer me oyó hacerlo desde la distancia. Al bajar a cenar me dijo que teníamos que hablar. Sin gritos, ni rencores hablamos con libertad. Me dijo que desde mi libertad disfrutase del placer de hombre, pues solo así tendría libertad para elegir aquello que me hiciese feliz. Si era lo que yo deseaba, ella se apartaría de mi vida, aunque me quisiese con toda su alma. Sus palabras me emocionaron, confirmando algo que sabía desde el momento que la conocí, que su esencia es grande como el cielo más grande.

Nunca podría imaginar que la entrada anterior del blog fuese a causar opiniones tan dispares. No pretendo abandonar nada que forma ya parte de mi vida. Pero si elegir desde mi libertad compartir la existencia con mi mujer. Los buenos amigos lo habéis entendido, casados o sin casar, gays o bisexuales. Pero hay algunos que parecen no querer aceptar mi decisión y se empeñan una y otra vez en decirme que la voy a dejar y que cuando antes lo haga mejor para mí. Ellos vivieron ese momento porque son felices al lado de un hombre, compartiendo su cuerpo y su tiempo. No es mi caso, hasta ahora no he encontrado en ello la felicidad. Se que sus intenciones son buenas, que en el fondo me trasmiten sus experiencias, que son eso, sus experiencias, no las mías. Decía antes que es curioso, porque mi mujer me ofreció todos los caminos posibles donde la opción de elegir solo era mía, en cambio estos amigos solo me ofrecen un solo camino, el suyo, agotando de plano y desde su insistencia todas las demás opciones.  

El verdadero amigo, nunca intenta influir en nuestras determinaciones, solo expone pros y contras para que nosotros mismos tomemos decisiones en libertad. Ahora, en estos momentos soy feliz con ella, quiero vivir mi libertad a su lado sin cadenas que me aten.

Por ello, quiero apartarme de aquello que me convierte en esclavo de mi mismo o de otros. Entre esas redes sociales no se encuentra este blog. Aquí he vuelto a encontrar la libertad que un día creí perder acompañado de buenos amigos que comparten conmigo su propia libertad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente







2 comentarios:

  1. Creo que la clave está en la libertad que mencionas más de una vez en el texto para decidir como quieres que sea tu vida y sobre todo -aunque suene cursi- en escuchar al propio corazón que es quien te va a decir si eres feliz o no con lo que tienes. Yo desde aquí escucho al tuyo (jaja), y me dice que nunca has estado tan bien como ahora en cuanto a paz interior, felicidad y amor satisfecho, así que te animo a que sigas haciendo exactamente lo que estás haciendo hasta. ¿Que vas a continuar valorando la belleza masculina y que a veces vas a soñar con pasiones no resueltas con un hombre? Pues claro, porque el corazón no te pide que dejes de soñar, nada más que cuando des un paso en un sentido o en otro valores lo que de verdad te importa y actúes en consecuencia, sea lo que sea en ese momento.
    Que no te quería meter tanto rollo porque ya sabes lo que pienso sobre la forma en que estás llevando las cosas, pero es que me da muchísima rabia la gente que no respeta el derecho ajeno a acertar o equivocarse y andan pretendiendo imponer a los demás sus propias soluciones, que podrán ser muy buenas para ellos pero no tienen porqué ser universales, carajo.
    Un abrazo, como siempre-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo. Como siempre tus palabras son sabias. No nos conocemos físicamente, pero me conoces como si hubiésemos crecido juntos, como dos buenos confidentes. Cada uno de nosotros tiene su camino, no lo puede hacer otro por ti. Una parecida piedra en el mismo, para unos es pequeña, para otros vadeable, y para otros un muro que le impide avanzar. Nunca debemos decir a nadie que debe hacer. La solución es nuestra elección.

      Un abrazo.

      Eliminar