UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

domingo, 31 de enero de 2016

Hundirme en tu piel




Desde mi libertad te elijo a ti. Quiero hundirme en tu piel, llenarme con tu olor a hembra. Tu esencia que es mi vida.

Ahora sé que he estado errante vagando entre pieles de hombre, buscando en ellos una grata palabra que aligerase mi maltratado equipaje. Han sido tantas burlas, tantas vanas palabras, tanto sin sentir que mi espalda se derramó hacía ti. Ya no me bastaban tus caricias, tus besos eran como pasajeras alondras, tu mirada espacios velados. Los otros, la gente sin sexo, se interpuso entre nosotros con la maledicencia de una negra alma. Paralizado no veía más que el pálido confín de lo oscuro , sin ver que la luz dormía a mi lado día tras día, noche tras noche.

Las sombras me ofrendaron graciosamente sus placeres para que no sintiese los tuyos. Solo nuestro profundo amor, el mismo que nos unió aquel día de frío y fiesta, se mantuvo sólido, alzándose al fin de lo más profundo del abismo para romper las tenebrosidades de mi existencia.

Vuelve la suave música, el albor clarea el horizonte derramando sus dulzuras. Fluye el amor de nuevo con fuerza. Abrazados, la luz resbala por nuestros cuerpos inundando el invierno de nuestro profundo amor.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente







viernes, 29 de enero de 2016

Dentro de mi existencia


Dentro de mi existencia bulle el tiempo de mi vida, el que habita conmigo desde que comencé a gestarme en el vientre de mi madre. Un tiempo que me ha dado grandes momentos, intensos, abandonados unos, solemnes otros, queridos los más. Momentos que me han rondado hasta habitar apacibles en mi interior.


Son momentos que me han hecho comprender, entender, discernir, razonar. Ahora se con más convencimiento que quiero vivir mi libertad desde la libertad de lo vivido.  Mi vida es mía, fruto de mis experiencias, de mis decisiones, no de otros que quieren cambiarla según sus experiencias. Es curioso, hace unos años, cuando descubrí mi bisexualidad en aquella maravillosa playa de Almería, me enzarce en chats que llenaban horas y más horas de descubrimientos y placeres encontrados hasta que quede con un buen amigo. Se acercaba la cita, y yo no estaba seguro, así que llamé por teléfono para cancelarla y mi mujer me oyó hacerlo desde la distancia. Al bajar a cenar me dijo que teníamos que hablar. Sin gritos, ni rencores hablamos con libertad. Me dijo que desde mi libertad disfrutase del placer de hombre, pues solo así tendría libertad para elegir aquello que me hiciese feliz. Si era lo que yo deseaba, ella se apartaría de mi vida, aunque me quisiese con toda su alma. Sus palabras me emocionaron, confirmando algo que sabía desde el momento que la conocí, que su esencia es grande como el cielo más grande.

Nunca podría imaginar que la entrada anterior del blog fuese a causar opiniones tan dispares. No pretendo abandonar nada que forma ya parte de mi vida. Pero si elegir desde mi libertad compartir la existencia con mi mujer. Los buenos amigos lo habéis entendido, casados o sin casar, gays o bisexuales. Pero hay algunos que parecen no querer aceptar mi decisión y se empeñan una y otra vez en decirme que la voy a dejar y que cuando antes lo haga mejor para mí. Ellos vivieron ese momento porque son felices al lado de un hombre, compartiendo su cuerpo y su tiempo. No es mi caso, hasta ahora no he encontrado en ello la felicidad. Se que sus intenciones son buenas, que en el fondo me trasmiten sus experiencias, que son eso, sus experiencias, no las mías. Decía antes que es curioso, porque mi mujer me ofreció todos los caminos posibles donde la opción de elegir solo era mía, en cambio estos amigos solo me ofrecen un solo camino, el suyo, agotando de plano y desde su insistencia todas las demás opciones.  

El verdadero amigo, nunca intenta influir en nuestras determinaciones, solo expone pros y contras para que nosotros mismos tomemos decisiones en libertad. Ahora, en estos momentos soy feliz con ella, quiero vivir mi libertad a su lado sin cadenas que me aten.

Por ello, quiero apartarme de aquello que me convierte en esclavo de mi mismo o de otros. Entre esas redes sociales no se encuentra este blog. Aquí he vuelto a encontrar la libertad que un día creí perder acompañado de buenos amigos que comparten conmigo su propia libertad.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente







martes, 12 de enero de 2016

Ante el nuevo año


Tiempo sin pasarme por aquí y se os echaba de menos. No penséis que ha sido por excesivas comilonas con la familia y amigos, visitas obligadas o la necesidad de pasarlo bien porque toca. Nada más lejos de la realidad. Simplemente que estas Navidades han sido muy hermosas al ser compartidas intensamente con la mujer a la que amo.


Puede pareceros una chorrada lo que acabo de decir, pero para mi es muy importante, que el año pasado no fueron tan intensas, más bien todo lo contrario, parecía que se acababa nuestra realción. Soy consciente que vivimos un año muy trascendental, lleno de cambios en todos los ordenes y que ira quitando las caretas que oprimen a más de uno. Hemos de aclarar lo que queremos y deseamos, y en mi caso cada vez es más obvio lo que quiero, amar a mi mujer. Así que he decidido centrarme en mi vida de siempre, la que me hace ahora feliz, dejando en suspenso mi otro lado. No pretendo ser drástico, ni quiero serlo, de ahí lo de dejar en suspenso, que la vida da muchas vueltas y nunca se sabe donde acaba uno. Pero es cierto, que he de dejar entrar en mi vida de una vez por todas la alegría de compartirla con mi esposa, de disfrutarla en cada momento, de ser.


Ya lo he dicho por aquí infinidad de veces, ser bisexual y casado con una mujer no quiere decir que uno vaya buscando sexo con hombres con desesperación. Incluso que lo vaya buscando. Exactamente lo que me ha pasado en el año que ha finalizado. Nada de nada, si exceptuamos el placer de un buen masaje tantra, aromático, o relajante sin final feliz, una sesión de yoga desnudo o el disfrute de la playa y el spa, eso si, a poder ser nudistas.

Quizás penséis que me conformo con las migajas, pero en estos momentos no necesito más. Tampoco os creáis que he necesitado en estos años de descubrimiento mucho más. Solo lo suficiente para ir conociéndome en profundidad.

No es una decisión baladí, he valorado también romper con todo, dar un paso decisivo y aceptar que soy gay. Pero, ¿cómo aceptar una forma de ser con la que no te sientes identificado plenamente? El desear o querer el abrazo de un hombre de tanto en tanto no te hace gay, y más si ese deseo no es preferente, y sí lo es, estar con una mujer, vivir con una mujer, gozar con una mujer.

Ante el nuevo año me he propuesto vivir con libertad, con mi libertad, no con las intenciones de los demás, así que habrá que dejar a un lado todo aquello que me prive de ella. Entre ello no está el blog, seguiré alentando este otro lado con comentarios, historias, inquietudes o deseos, pues somos muchos los que vivimos nuestra bisexualidad desde el anonimato. Vuestros mails y mensajes ayudan a seguir. Saber que remedian la angustia, dudas, aspiraciones o angustias de hombres de todo el mundo hace que siga adelante, sino fuera así lo dejaría.

De todas formas, ante el nuevo año solo debemos proponernos ser felices, hagamos lo que hagamos y con quien lo hagamos.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente