UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

No puedo mirar



No puedo mirar de frente sin abrigar la idea de tenerte. No puedo mirar el espejo que me refleja sin esperarte. No puedo por mucho que mis ojos pidan verte. Solo me vería a mi mismo encabezando historias sin consumir.

Apacible con una mano apoyada en el espejo miro sin encontrarte, hasta que la ansiedad desciende para jactarse de mi con su burlona risa y sus ojos llenos de farsante conformidad.

Es verdad que te presiento, que te anuncio en mis entrañas, pero se que no llegarás en este otoño que pronto se acabará en el solsticio más frío y más cálido a la vez.

Esperaré hasta que tu rumor inunde mis ojos de doradas luces.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente

2 comentarios:

  1. Saliendome totalmente de contexto diré: que pelillos más bien puestos tiene el caballero de la foto, se me han puesto los colmillos largos como al coyote del correcaminos jeje...perdón, es que tenía que decirlo.
    Otro abrazo y gracias por tanta poesía en mi lunes por la mañana. ( por la poesía y por los pelillos ;-) )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me lo parece, por eso se merecía palabras bellas o al menos salidas del corazón. Me alegro que te guste.

      Eliminar