UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Besar su piel



Fresca, deliciosa, dormida a mi vera, imaginaría. Así la siento todos estos días de ausencia. Ya no quiero que me duela, prefiero cubrirla de besos atrevidos y desvergonzados. De esos que estremecen su piel amándome hasta lo más profundo. El pudor quedó olvidado entre nosotros hace años, más bien décadas. La complacencia es nuestra.

Nos amamos desde la distancia algunas veces, otras desde el roce de nuestros cuerpos, y siempre proyectándonos el uno en el otro, como dos seres completos que no necesitan de mitades para ser uno.

Su cuerpo silencioso me cubre en la noche. Al despertar beso su piel acariciándola con la mía. Es el momento de hacer magia con nuestros deseos. Secretos apasionados en los que los juegos se vuelven goce eterno. Entrar en ella me vitaliza.

Sonrió a la vida porque vive en mi existencia. El amor recorre nuestros cuerpos convirtiendo en sagrado el centelleo que nos une.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente

4 comentarios:

  1. Hola

    Me gusta mucho tu blog no sólo por lo que cuentas, sino por la forma en que lo cuentas.

    Creo que transmites muchísimo más con tus palabras, que por las imágenes (que son preciosas también).

    Ojalá todos tuviésemos tu facilidad de palabra, jeje.

    Saludos.

    Pablo G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pablo. Siempre me ha gustado ser escribidor de palabras, y es bonito que te digan que llegas cuando los engarzas. Lo hago desde los sentimientos, quizás esa sea la razón. Si te apetece estaré por aquí transmitiendo, dejándome seducir por lo que siento.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ya falta poco...bueno, seguro que ella ya está ahí! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más o menos, pero menos que más, aunque ya falta menos. ¡Menudo garibatias! jajajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar