UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 13 de noviembre de 2015

Esta noche dormiré abrazado a ti


Esta noche dormiré abrazado a ti, a tu presencia inquieta y exultante. Nos arroparán nuestros brazos, sedientos de piel. Mis ojos se cerraran en el sueño con la sonrisa de tu boca, luego de entrar en ti inundados por el blanco placer.


Dormiremos al fin juntos, anhelantes, excitados, deseosos, sobre el dilatado rostro, aunque separados por la distancia de nuestros destinos.

La grandeza de la existencia es soñar despierto para que los sueños no solo sean sueños, sino realidades de vida.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente


6 comentarios:

  1. Hermosas y muy profundas palabras... Reflejan perfectamente la felicidad efímera, ese sabor dulce y amargo del abrazo que sabemos que no puede durar pero que, durante los instantes en que lo tenemos, nos hace sentir vivos y nos lleva a niveles insospechados de realización personal. Gracias por compartir este pensamiento. Un abrazo enorme desde México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por compartir tus palabras. Un momento puede hacernos felices por siempre.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hombre, lo ideal es que los sueños se cumplan y engrandezcan nuestra realidad, pero cuando no es posible realizarlos sea porque no se puede o porque no se quiere o porque directamente son imposibles o incompatibles con nuestra vida, entonces claro que es bueno soñar. No debemos perder nunca la capacidad de soñar porque es la única manera que tenemos de escapar de nuestra vida ( y no hablo solo de la tuya ) en las ocasiones en que esa vida nos aprieta y se nos ajusta como un traje mal cortado.
    Un abrazo, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, en muchas ocasiones soñar es vivir. Tú que eres tan aficionado a la música recordarás una canción de Cecilia en que ella sueña con ese hombre que le mandaba un ramito de violetas, dándole felicidad a una vida aburrida, sin saber que el hombre de sus sueños vive a su lado. Nunca he compartido los muy conocidos versos de Calderón de la Barca del "Monólogo de Segismundo" que dice:

      que toda la vida es sueño,
      y los sueños, sueños son.

      Pues los sueños alimentan la vida de muchos dando luz.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. ¡Qué ensoñación tan deseada por mí la de la foto! Seguiré soñando que en mi caso, los sueños sueños son, y poca posibilidad tiene de cumplirse ese anhelo de compartir con un amigo la piel. Mientras, pies en tierra y a mirar palante.

    Salud a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No desesperes, que los sueños no solo son sueños, son la antesala de la realidad. Haz magia con tu vida y desea con fuerza que tus sueños sean presencia.

      Un abrazo.

      Eliminar