UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

jueves, 1 de octubre de 2015

Sentir el otoño


Ahora que las hojas comienzan a cubrir el jardín, se hace sentir el otoño. Candente otoño, refugio de hojas retocadas por el sol. Un sol que aún se muestra caliente haciéndose gozar puro y espeso.

Hundirse desnudo entre lechos de hojas suaves y aterciopeladas es sumergirse en el refugio de pintadas bocas. El tiempo se queda intacto para unirse con el cuerpo que cercado por el bosque goza de la espesura, ya caída, de la vereda.

Octubre es puro otoño. Huele a tierra removida, a sensualidades trascendidas, a errante estío.  Gozar de su tiempo es adentrarse en los afanosos brazos de los sentidos que enardecen el aire.


El otoño se inclina hasta rozar mi piel desnuda, derramando en mi su gracia de hombre aguerrido. ¡Ay disipa las sombras de tu peso! deja en mis labios el beso de tu primura.

La tierra me espera para fundirse con mis pasos descalzos, liberando mi mensaje de hombre fogoso y vivo.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente

2 comentarios:

  1. Aunque tu texto es precioso aunque no fuera más que en el sentido estilístico del término, el otoño es mi época anti-favorita del año, echo de menos muchísimo el calor y sobre todo ¡la luz!, ahora que los días van haciéndose más y más cortos.
    Necesito una hibernación...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos dos. Me ocurre lo mismo, pues los días acortan demasiado y el frío me hace buscar demasiado el calor del hogar.

      Pero, y todo o casi todo tiene su pero, intento buscar lo bello que encierra el otoño y esa belleza la encuentro en paseos por los montes alfombrados de hojas.

      Así, que visto lo visto, solo te puedo recomendar que busques una buena gruta donde dormir en sueños de oso hasta la llegada de la primavera. Como va a ser difícil, espero seguir disfrutando de tu buena amistad.

      Un abrazo lleno de calidez.

      Eliminar