UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 31 de julio de 2015

Adiós al julio de la doble luna llena


Hoy despedimos el mes de julio con la segunda luna llena en un mes. Un fenómeno que no se daba desde el 31 de agosto de 2012. Para mi esta doble luna llena en julio se traduce en treinta y un días de profunda interiorización. Dicen que la luna llena nos remueve emocionalmente y tanto nos excita como nos entristece.  A fuer que estás lunas llenas han influido tanto en mi que esta mañana he dejado olvidada la mirada de mis verdes ojos sobre la caliente arena.


En realidad, ha sido un mes de miradas en la playa, proposiciones de placer, palabras encadenadas que buscan mi aprobación, soledad por el trabajo de mi pareja y pocas ganas de compartir un abrazo de hombre.

No sé que me pasa, tal vez sea el excesivo calor, la brillante luz de la luna o tener demasiado tiempo para pensar. Pero al final siempre queda la misma pregunta ¿qué hago yo en todo esto? ¿qué busco si en realidad no busco nada?

Es curioso, pero esta semana en la playa han vuelto a haber miradas intercambiadas y hombres que se adentraban entre el poblado bosque buscando mi complicidad. No he seguido sus pasos, no he mantenido sus miradas, no hay deseo

En el chat me han tentado con palabras insaciables y ávidas de sexo. No he gustado del morbo de antaño, no tenía ganas, no hay deseo.

Amigos gays me ha provocado enseñándome fotos de hombres que comparten su placer intentando buscar el mio. No han salido palabras de mi boca, no me cautivaba la situación, no hay deseo.

Casi tres semanas de soledad en los que tenía todo el tiempo para gozar del otro sin prisas, pero no hay deseo, no hay inquietudes, apenas nada.

Todo este tiempo he pensado que el verano marcará mis pasos al igual que la luna llena cruza el cielo iluminando nuestros sueños. Ahora solo tengo ganas de compartir el estival tiempo con familia y amigos de mi entorno.

Cada vez estoy más seguro de que solo busco amistad, y esa si que la encuentro en hombres que hablan y sienten como yo, entre algunos de vosotros que me escribís por compartir nuestras sensaciones.

Nadie dijo que este viaje no fuese una trepidante aventura, y esa aventura se despide del mes de julio en la penumbra de la inapetencia. Hoy mi mano tapa tu anhelante sexo para que no sobresalte mi reposo de inagotable guerrero.




----------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario