UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

domingo, 28 de junio de 2015

Comer sano





Si no te das prisa no vas a llegar a tiempo de formar parte de los miles de seguidores de la operación bikini. ¡Sí! esa maniobra estratégica cuya única finalidad es que luzcas un cuerpo de lo más fibradito. ¡Venga!, que aún llegas a tiempo para perder unos cuantos kilos con la dieta de la piña, la de la alcachofa o cualquier otra con la que te vas a perder los ricos sabores del verano. Sí, ya sé que tu te cuidas mucho, y que lo que te gusta comer con profusión no engorda nada de nada, pero está claro que no me refiero a esos alimentos jugosos, duros y apetecibles que se saborean con muchas ganas de encontrar todo el resabio que guardan en su interior.


Comer sano, debemos comer todo el año, que equivocados andamos, si solo lo hacemos al querer lucir cuerpos diez en la playa o en la piscina. Es claro que debemos comer muchas verduras y abundantes frutas. Pero ojo, cuidado, que hasta aquí llegan las intolerancias. Una muestra de sangre ha desterrado de mi dieta el tomate o la patata. ¡Impensable! Pero cierto. Por suerte no me han prohibido el pepino, la zanahoria, el nabo o el irresistible plátano.


Así que ya sabéis a comer sano todo el año y dejarse de tontas excusas, que al menos un plátano al día hay que comer. No lo dudéis y haced como este amigo que se provee de un buen surtido para que no le falte de nada. Buen provecho.

 ------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente