UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

lunes, 30 de marzo de 2015

No puedo vivir sin sentir en mi tu aliento



Son ya demasiados días sin sentir tu aliento. Demasiados días embebido en tu recuerdo. Mis manos quieren acariciarte, sentirte entre mis dedos. Nerviosas se mueven buscando las líneas de tu rostro.

Hoy esperaba verte de nuevo, pero el tiempo ha querido retrasar unos días nuestro encuentro. La ilusión vino y se fue como si se la llevara el viento. Iluso de mi creía que estaba en cada una de mis manos.

Quisiera que las horas pasasen como un suspiro alzado para ungirte con el bálsamo de mi mano, inmensamente dulce, suave, sereno como mi sombra está ahora en tu orilla. Quisiera que el mundo me llevase a tu lado para morder nuestros labios ardientes de deseo. Quisiera tantas cosas contigo que las palabras ya no alcanzan a escribirlas. Volver a perderme en ti es mi sueño y mi privilegio.

De nuevo miro el reloj buscando el paso de las manecillas, de los segundos sin freno. Te llevo tan dentro que eres carne en mi pecho, olor en mi alma y mirada en mis ojos.

Lo sabes, mujer amada, no puedo vivir sin sentir en mi tu aliento.




------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente

2 comentarios:

  1. Que pena que ella no pueda leerlo, se le quitarían todas sus dudas si es que le queda alguna aún...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le quedan amigo, y más de las que me gustaría. Pero he de aceptarlas como parte de este viaje. La quiero, y duele el alma por no poder contarle todas mis sensaciones, que no sentimientos. Estos últimos los conoce muy bien.

      Eliminar