UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

martes, 11 de noviembre de 2014

Tribulaciones de un hombre casado




Estos días he andado tribulado, osease que estaba preocupado por esta parte de mi vida que me enaltece o hunde según mi estado de animo. Seguro que pensáis que soy un neuras hablando otra vez de lo mismo, pero es que hay veces que una simple palabra te hace sentirte el ser más insignificante que camina sobre la tierra.


Veréis, voy llevando mi situación más bien que mal, pero un día, en una de estas redes sociales que tanto se llevan, va uno y me pregunta que busco. Le conteste que nada, porque en realidad ahora no busco nada. Al día siguiente, otro supuesto amigo de la red social me dice que me va a borrar porque no tengo foto mía. Le digo que lo haga porque no voy a subir ninguna al ser un hombre casado, y va y le borro yo antes que lo haga el. La conversación sigue, al no darse cuenta él que le he borrado, de la manera más absurda. Una vez más intento justificarme porque no puedo dar la cara hablando de mi situación. Y va y me dice que solo quiere a gente que le aporte y yo no aporto nada.


¡Pero seré requetestupido! Con lo fácil que hubiese sido dejarlo en la primera fase de la conversación. ¿Que me borra? Pues de lo más bien, porque en realidad nada busco sino es amistad, que uno no anda a la zaga de un amor deseado, ni busca un aquí te pillo aquí te mato. Pero no, ahí no quedo la cosa, porque me sentí de lo más mal pensando que tenía razón, que soy como una piedra de esas toscas que no sirve para nada, que está ahí sin más, haciendo bulto, o lo que es peor de esas que aplasta hasta hundirte en la nada.

Me afecto tanto que decidí borrar el perfil de la red social, incluso eliminar este blog. Menos mal que los amiguetes de por allí comenzaron a darme su apoyo y a decirme lo mucho que aporta uno a este viaje que hay días que nos bloquea.

Así que las tribulaciones quedaron en un mala preocupación, en un ser sin ser, para reafirmarme que sin dar la cara se da mucho, ya que con mi palabra he ayudado a muchos a sentirse un poco comprendidos. Ello sin decir todo lo que me aporta la gente a mi. Amigos casados o no casados que tampoco pueden dar la cara como yo pero si un hombro sobre el que reclinar la cabeza con la mirada puesta en un aliento que nos hace más hombres. Solo eso me basta.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente


10 comentarios:

  1. No se por que mucha gente no puede entender que no todo el mundo vaya "buscando", las redes sociales no solo son de ligoteo y demás gilipolleces, también pueden servir para que uno simplemente escriba lo que le salga de los webs como desahogo, que haces amigos, bien, que ligas, pues bien para el que busque eso, pero no todo el mundo va "buscando", en fin... y sobre dar o no la cara, cada cual es libre(mientras no haga daño a nadie) de hacer lo que guste con su vida y darse a conocer o no.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con vosotros uno tiene fuerza para apartar a esa gente de tu vida, sin duda los que no aportan nada a mi vida son ellos. Gracias por estar ahí.

      Eliminar
  2. Bueno! Pues quizás sí que eres una de esas piedras toscas que tú dices. Pero incluso de rocas toscas salen impresionantes piedras de molino, capaces de transformar en pan el grano dorado del trigo. Así, para muchos de nosotros, tú eres capaz de hacer esa magia y proporcionarnos ese pan que tanto alimenta nuestro ánimo en momentos malos. Sólo por eso, ya deberíamos todos estarte agradecidos.
    Recuerda: hasta el más humilde trozo de carbón tiene la misma composición química que el más brillante diamante. Todo depende de cómo lo mire el que le pide algo a esa piedra. Porque el potencial está ahí, en ella. Si los demás no lo sabemos encontrar ya es otra cosa...
    No te tortures. Tienes mucho camino recorrido y has ido dejándonos hitos en él de valor incalculable. Aprende a no entregarte tanto, evitarás el sufrimiento de la decepción. Uf! Menuda brasa que acabo de darte!
    Salud a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De brasa nada, que me gusta y motiva leerte por aquí con razonamientos tan sabios. Me ha gustado eso de que me llames de una forma u otra diamante, jejejeje, igual es por la luz que irradio, jajajaja. Gracias amigo.

      Eliminar
  3. Ya has visto en los dos comentarios anteriores que aportas mucho, que se comprende tu postura ¡y que se te aprecia, hombre!, de manera que no hagas caso de los comentarios que puede hacerte gente "despechada" cuando no encuentran en ti lo que ellos andan buscando.
    Continúa con tu andadura y con tu viaje siempre que te sigan aportando satisfacción y cuando deje de ser así déjalo pero que sea por propia voluntad, no por otra cosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo hice amigo, no les hice caso y les deje de lado. Aunque he de reconocer que me quedo ese regusto amargo, por eso os lo comenté. Pero hay tanto ángel por aquí que uno sale reforzado, volando a ras de cielo. Gracias, se te siente cercano.

      Eliminar
  4. Ánimo Germán. Bajones de estos a todos nos dan, a unos por una cosa a otros por otras. Por la red social hay lo que hay, y gente hay que no entiende el valor de compartir una charla desde las mismas inquietudes. Confunden, algunos, el tiempo invertido en la charla con unos determinados resultados, que si no salen, entonces eres tu el que no aporta. Tómatelo como un filtro, si te salen con esas, son ellos que a ti no te interesan. Porqué de ser persona interesante tu vas sobrado, y si flojeas, pues te lo recordamos.
    Un abrazo, de otro que a veces flojea por similares cuestiones, y al final, mira, pienso, yo no soy el raro,
    Ah, y las piedras tienen una belleza propia, diferente cada una de otra. Yo las colecciono recogidas de las playas que visito. Cada una diferente, por material y por la erosión del mar, que como la vida a nosotros, les da forma e identidad propia. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras que me llenan de fuerza. Este blog me ayuda a centrarme en aquello que más deseo, dejando de lado aquello que nos hace daño.

      A mi también me gusta recoger piedras lamidas por el mar. Cada una tiene una historia que contar, como nosotros. Me alegra tenerte por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Ay Germán no sabés lo feliz que ha me has hecho.
      Leerte por aquí es responderme a mí mismo, porque me leo plenamente en ti, sabes?
      Y creo que los que no nos atrevemos a actuar de manera radical no es por temor, sino por respeto a nuestras otras realidades y eso es muy valioso.

      Luis A

      Eliminar
    3. Bienvenido al blog. Que bueno que te sientas feliz compartiendo conmigo mis sensaciones. Me llena de mucha energía.

      Eliminar