UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

martes, 25 de noviembre de 2014

Ternura



Esta tarde de otoño y cartas plegadas siento que necesito tu ternura, que tus labios besen mis peludas mejillas con el arrobo del afecto. No pido más que sentirte tan cerca que nuestros cuerpos parezcan pegados. No como un don de otro, o un ser otro, sino siendo uno solo.

La tarde va cayendo en brazos de la noche pausadamente, con la tranquilidad del que se siente acogido con agrado. ¡Así quiero sentirte,! ¡necesito sentirte!, que te dejes caer en mis recios brazos hasta que te abrace con ellos con tanta pasión que no importe ni el tiempo.

Esta tarde de otoño tu ternura me hace sentir bello.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente


4 comentarios:

  1. Dioses!!! Evocas tan perfectamente un sentir que también comparto y necesito en tantas ocasiones...!
    Genial la entrada.

    Salud a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sagan, sin ternura la vida carecería de aliento, por eso nos es tan necesaria como tú bien dices. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Si es que de verdad produces ternura...
    Y es verdad, no hay nada que nos haga sentir más bellos que el abrazo y el cariño de la persona amada.
    Un abrazo para ti, amigo mio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me vas a sacar los colores.....

      Vosotros me inspiráis ternura, y esa ternura ganas de seguir por aquí. Un abrazo.

      Eliminar