UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Masaje de lingam




Uno de los placeres más placenteros que he conocido es el masaje de lingam. Soy consciente de la redundancia que acabo de dejaros por aquí, pero es que es todo placer. Como se hace difícil describir las sensaciones que experimenta uno en ese momento, creo que mejor es que veáis como lo realiza un maestro tantra y la intensidad del goce de quien lo recibe.






En esta segunda entrega el cliente experimenta unas sensaciones que no conozco, pues mi maestro tantra no llegó a la penetración, no creo que sea primordial, pero aquí el amiguete se debilita de placer en manos de su maestro.





------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente

2 comentarios:

  1. Uffff. Probablemente la penetración no sea necesaria, pero me ha llamado la atención el modo tan distinto y tan "contenido" en como se realiza en el segundo video, nada que ver con el atropellado polvete conejero habitual. Para este tipo de masaje parece el remate perfecto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendremos que probarlo, jejeje... para sentir todas esas sensaciones que inundan el alma de lo más bello del mundo

      Eliminar