UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Alma de mujer


Sin ti a mi lado me desvanezco en un aturdido sueño. Mi mano siente irremediable tu ausencia en el lecho. No me bastan tus palabras llegadas de lejos, ni siquiera el te quiero que brota de tus labios colmándome de placer.

Aturdido, con el corazón encogido y una sombra de agua recorriendo mi mejilla me llega tu alma para acallar mi soledad de noche blanca. Ahora siento tu sombra de mujer amada desnuda en mi cama, acariciante, lujuriosa, cómplice, ejercitando la memoria de nuestros deseos.

Mis manos recorren tu piel exhalando la belleza que la envuelve, hasta que nuestras bocas unen tanto amor con besos para siempre. Besos que buscan en el tiempo beber en tus pechos, lengua que juega con la lisura de tu ombligo, boca que ríe con tu vertical sonrisa.

Pegados nos vertemos acompasados por la música de nuestros alientos. Entonces se abren los rumores de una ofrenda gentil que ha de derramarse inundando los cuerpos de esencias que son gemido, placer, extenuación y goce.


Esta noche tu alma de mujer dormirá en mi cuerpo para que me sumerja en tus apetitos, que son los míos.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente

4 comentarios:

  1. Ella está ahí y a pesar de todo sigue siendo eso, la razón de todo, y es muy bonito querer así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tu percepción de mis sentimientos. Cuando no está a mi lado duele su ausencia. Un abrazote.

      Eliminar
  2. Esa esencia de mujer merecía ser homenajeada, tal como lo has hecho. Nunca olvidemos que su calidez es fragancia y nos inunda de pasión. Abrazo amigos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, por eso he querido recordarlo, a veces en este viaje me centro mucho en la parte masculina, pero no he de olvidar que la parte femenina, es decir, ella, está mucho más presente en la vida real. Un abrazo.

      Eliminar