UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Los márgenes del río


Tumbado en la verdeante orilla, acaricio los márgenes del río hasta sumergir mis dedos en su fresca agua despejada de surcos. Parecen flotar en el azul de sus cristalinas gotas sedientos de tenerte entre ellos.



Tu imagen es mi reflejo, apenas alejado de mi. Por eso intento atraparte entre mis dedos de agua, para que reaparezcas flotando entre sus apacibles coronas.


Parezco caído en el margen del río, detenido en tu pensamiento y en el mío, oyendo como el agua corre como corrieron nuestros días juntos. Me siento extraño entre tanto rumor, sediento de ti, sin agua que apague mi sed.





Intento levantarme para buscarte pero el agua me atrapa sobre sus anegadas piedras. Soñadores son los que anhelan que vuelva el tiempo de vuelta trayendo a su amado en colmados deseos.




Tan pronto como renueve el bosque sus ramas vacías, te encontraré iluminado por el deleite del silencio, cercado por el placer que aún respira, como un pájaro de río que anida en sus márgenes repitiendo el ritual anual que devuelve la vida a las dulces aguas de mi río.  


------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente.