UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 31 de octubre de 2014

Memoria de tu ausencia


En mi cuerpo guardo la memoria de tu ausencia. Aquellos minutos que compartimos desde la firmeza, en los que nuestras inquietudes se convertían en placenteras realidades. Era cuando estaba despierto y creía estar soñando magnetizado por tu hermoso cuerpo. Mis dedos te recorrían, aunque en realidad eras tu quien más gozaba de mi piel y mis besos.

Nosotros, plenos de formas erectas, atractivos y bellos, nos correspondíamos estampando la tarde con el compromiso de nuestra amistad. Tiempos buenos, gratos, atiborrados de caricias, arrumacos, y porque no decirlo, relaciones intimas intensas y elevadas como la espuma de una ola.


Por eso ahora te recuerdo en el silencio de mi cuerpo, con la mano aprisionando tus recuerdos en mi reposo. Mano que guarda tu aroma de hombre sediento de hombre.

Sospecho que ahora me son inalcanzables. Inalcanzables porque ya no te siento, porque solo busco tu recuerdo sin cuerpo.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente

4 comentarios:

  1. Recuerdos de momentos compartidos con alguien( especial¿?), dicen que la memoria puede ser el mejor baúl de recuerdos, ya que estos llegan en ocasiones de manera inesperada.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Una vez pasado sí, queda la nostalgia...pero también la belleza del tiempo compartido, ¿no?
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  3. Hermosas palabras para describir momentos cargados de nostalgia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Es verdad que en ocasiones la nostalgia no nos deja vivir el presente, porque tenemos miedo a no encontrar las mismas sensaciones que en el pasado. Por eso es bueno recordarlo como una pincelada que nos aporte ganas de vivir otras situaciones bellas. Gracias a los tres por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar