UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

lunes, 11 de agosto de 2014

Lluvia de deseos




¡Calor!, mucho calor. Tanto, que gotas de sudor se deslizan despacio por nuestros cuerpos cosquilleándonos como si fuesen las yemas de unos delicados dedos que nos envuelven en placer.

Calor de agosto escondido en la luna llena, este año de San Lorenzo, salpicada por la lluvia de estrellas o perseidas. Una gozada bañarse desnudo acariciado por su luz, la de la luna, mientras oteas el cielo en busca de una estrella a la que pedirle un deseo o sonríes de alegría al compartir el momento.



En realidad son meteoros de velocidad alta que radian de la constelación de Perseo o Perseus, de ahí el nombre. Pero que bonito es creer en la magia de la vida y pedirle a esa estrella fugaz que en un segundo atraviesa la noche aquello que más anhelamos.

Estos días mirad con abiertos ojos el cielo en la noche, tal vez os traiga el deseo más anhelado.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento de algún derecho se retirará inmediatamente

2 comentarios:

  1. La ciencia anda detrás de la magia Germán, por eso, por más que avanza no llega a desvelar del todo el encanto de lo divino. Asi, la realidad siempre será más rala y fría que la fantasía.

    Prefiero y me quedo los dos primeros párrafos.

    Sisco Senda

    ResponderEliminar