UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Skinny Dipping - Nadar Desnudo


Los que seguís este blog sabéis de mi afición por nadar desnudo. Me magnetiza sentir como el agua envuelve mi piel, acariciando cada uno de mis poros. Es fascinante fusionarte con tres de los cuatro elementos en un solo momento, agua, aire y tierra. Para mi es muy desestresante poder practicar el nudismo y por tanto nadar sin ropa.




Tal vez por eso me gusta contemplar el mar desnudo y sentirme parte de lo que mis ojos miran con deleite y ganas. Sensacional estar de pie mirando el mar, sorbiendo la brisa playera mientras la arena te cosquillea con sus granos dorados.

Esta mañana he estado de nuevo en una playa nudista. Me gusta sentirme integrado con otra gente que está desnuda, parejas con sus hijos, parejas del mismo sexo, hombre o mujeres solos, grupos de amigos.

Ha sido enternecedor contemplar los juegos de agua y arena mojada de dos niñas con su padre, o los paseos por la orilla de nudistas. Todo era naturalidad, como debe ser.

Para mi sorpresa encuentro en internet que los ingleses han inventado el skinny dipping o lo que es lo mismo, nadar desnudos, y han creado unas normas que son de lo más común en el naturismo.



No entiendo esa manía de poner nombre a todo, incluido lo que ya lo tiene, o tal vez lo que quieren es rizar más el rizo, sino leed algunas de sus normas que aparecen en el blog neoyorquino gawker.com, incluso se llega a decir en alguna página oficial que skinny dipping es la experiencia erótica social más universalmente reconocida del mundo. ¡Mmmm! no me cuadra esa definición dentro de las reglas para el skinny dipping que os dejo a continuación.

Algunas de las reglas son:

- Nadar desnudos no es una obligación. Si quieres parecer espontánea/o y divertida/o sin necesidad de sacarte la ropa, puedes lanzarte al agua con todo puesto y así darás a entender que están tan ansiosa/o por pasarlo bien, que no perdiste el tiempo desnudándote.

- No puedes dedicarte sólo a mirar, porque los otros creerán que eres una/un pervertida/o. Si no quieres saltar al agua, es mejor que te des la vuelta y te alejes del lugar.

- El skinny dipping no es sinónimo de orgía, sino que se trata de disfrutar las sensaciones placenteras de sumergirse en algo así como una gran tina con agua. Intenta interactuar con las otras personas como normalmente lo harías, manteniendo tu mirada siempre en sus rostros y no en otras partes de sus cuerpos.

- Quítate la ropa con espontaneidad, no busques seducir. Hazlo rápidamente y luego lánzate al agua. Si te sientes incómoda/a también puedes sumergirte con tu ropa interior, y luego sacártela y dejarla en la orilla.

- No trates de avergonzar a los otros escondiendo su ropa. Para evitar ser una víctima de ese tipo de bromas, esconde la tuya en un lugar seguro.

- Es más apropiado hacer skinny dipping en la noche, en piscinas, lagos o playas. Lo importante es que no sea un lugar público o reconocidamente religioso.

- No nades desnuda/o con menores de edad.


- No tomes fotografías para recordar el momento. Es suficiente con retenerlo en la memoria.




Sin duda son normas de lo más primarias en esto del nudismo. Aunque algunas van un poco más allá buscando el respeto hacía los demás. Entre ellas he de reconocer que me gusta el que no se tomen fotografías, como bien dicen la mejor fotografía es un buen recuerdo. Hemos de tener en cuenta que podemos comprometer a alguien que en esos momentos esta disfrutando de su libertad, no tenemos el derecho a esclavizarle en las redes sociales ante los ojos de los demás.

También comparto que el estar desnudo no es buscar sexo, que hay quien así lo cree, y te entra a la menor ocasión. Cada uno es libre de buscar lo que desee y el otro de rechazar cualquier mirada o proposición.

La periodista Sara Lawrence hizo un reportaje sobre el skinny dipping practicando el mismo, y parece ser que quedo encantada, aliviada. No es de extrañar, sin duda es lo que le sucedería a cualquiera que aparcase los pobres prejuicios moralizantes para gozar de nadar desnudos. Dice que "la experiencia también refuerza mi creencia de que tener una imagen negativa del cuerpo es una pérdida de tiempo, porque a la luz del skinny dipping todos son hermosos. Nadie se preocupa de sus defectos, simplemente lo están pasando bien”.

Comparto sus palabras, me encanta el nudismo porque nos hace aceptarnos tal y como somos, ni mejores ni peores que los demás. Nadar desnudo es un gran placer.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento de algún derecho se retirará inmediatamente

lunes, 11 de agosto de 2014

Lluvia de deseos




¡Calor!, mucho calor. Tanto, que gotas de sudor se deslizan despacio por nuestros cuerpos cosquilleándonos como si fuesen las yemas de unos delicados dedos que nos envuelven en placer.

Calor de agosto escondido en la luna llena, este año de San Lorenzo, salpicada por la lluvia de estrellas o perseidas. Una gozada bañarse desnudo acariciado por su luz, la de la luna, mientras oteas el cielo en busca de una estrella a la que pedirle un deseo o sonríes de alegría al compartir el momento.



En realidad son meteoros de velocidad alta que radian de la constelación de Perseo o Perseus, de ahí el nombre. Pero que bonito es creer en la magia de la vida y pedirle a esa estrella fugaz que en un segundo atraviesa la noche aquello que más anhelamos.

Estos días mirad con abiertos ojos el cielo en la noche, tal vez os traiga el deseo más anhelado.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento de algún derecho se retirará inmediatamente