UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

domingo, 6 de abril de 2014

Tu mano en la mia




Fue solo un café tomado al lado de una ventana por la que se colaba el sol de una primavera al natural. Hablamos de todo y de nada. De todo lo que nos rodea y de nada de lo que motiva nuestras inquietudes y ganas.

Al desprendernos de nuestro tiempo, tu mano tomo la mía, asiéndola con fuerza. Acariciando con la palma de la mano mí desnuda mano. Tus dedos apretando los míos y los míos los tuyos. Pasaron solo unos segundos, pero tan llenos de aliento que parecieron horas en las que darse el uno al otro.

Era una despedida no querida. Volvimos a darnos la mano, y lo volvimos a hacer y hacer, sintiendo en cada ocasión nuestra pasión escondida entre mundanas ropas.

La calle impido el deseado abrazo. Lo vi en tus ojos anhelantes, lo verías en los míos, cálidos y sonrientes. No era el lugar para darse los brazos pero si las manos. Y nos las dimos difundiendo por nuestra piel la esperanza del reencuentro.

Hay momentos en los que sobran las palabras. Instantes en los que un necesitado y escaso apretón de manos, transmite las mismas sensaciones que un cuerpo pegado al otro en busca del placer más deseado. 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento de algún derecho se retirará inmediatamente. 

4 comentarios:

  1. Suena emocionante ese relato!!
    Y unos amigos también se pueden dar abrazos con sus correspondientes golpecitos en la espalda. Al fin y al cabo, no esperáis la aprobación de todos los que pasan por vuestro lado si no los conocéis, no?? Miramos demasiado a nuestro alrededor y dejamos de vivir al 100% por el que dirán....
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón tienes, miramos demasiado alrededor. Pero en una situación pareja seguro que uno cree que todos le están mirando, jajajaja

      Eliminar
  2. Es cierto, cuando el resto del mundo observa y las circunstancias obligan a la discreción, en un apretón de manos puede transmitirse tanto calor y tanto deseo acumulado como en el abrazo desnudo que se da dentro de una habitación...

    ResponderEliminar