UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Eres como agua en mis manos


A veces siento que eres como agua en mis manos, que te escurres entre mis deseos sin apenas acariciar mi piel. Sabes que mis dedos quieren atraparte, recorrer tu líquido cuerpo para sentirse preferidos, para admirar tu soñada silueta. Pero estas tan lejos que el agua gotea hasta perderse en la tierra quemada.




Y es, que tengo la sensación de que pasas tan rápido por mí tiempo como el agua que corre veloz en el arroyo. Por eso tengo ese sobresalto de prisa sin hora, de aliento sin mirada.

Habrá que reconstruir el cuenco de nuestras manos para que tu agua y mi agua se unan en una sola agua, antes que se evaporen en nubes sin rostro.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.


2 comentarios:

  1. Acabo de leer el post más reciente y este es el complemento perfecto.
    Qué lástima esa distancia, que no se pierda ese agua...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo tendremos que hacer para que no se derramé hacía el abismo

      Eliminar