UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

sábado, 8 de marzo de 2014

Ella







No hace falta un día en el calendario para que la admire, para que valore su inteligencia, su capacidad laboral o su ondulante cuerpo. No hace falta que nadie nos recuerde los valores que atesora una mujer. Tan solo debemos mirar con los ojos de la razón para verlos.


No hace falta un día para que piense que sin Ella estaría a la deriva, para que recuerde que Ella es mi vida, la alegría de cada día.

Hoy me bastan pocas palabras para escribir, tan solo que no hace falta que nadie me recuerde que la amo.

Esta noche, o al despertar cuando me de un beso y acaricie mi barbilla, el mundo sonreirá en plenitud. Un solo gesto suyo me hace feliz.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.








No hay comentarios:

Publicar un comentario