UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 28 de marzo de 2014

Apoteosis de nuestra espera


Nuestra espera se ha cercado de anhelos hasta encontrarse en un abrazo en el que han huido los temores y llegado los temblores. Los dedos vibraban sobre nuestra piel, rasgando los deseos encerrados, descubriendo placeres redondos como la miel.

No digas quien soy, hasta que me detenga en las paradas de tu cuerpo, hasta que nuestros músculos dibujen las erizadas ansias, los codiciados pliegues que se esparcen en las manos alegres como la obra de un sueño alcanzado.

Tu boca besa mi cuello acariciando mi viril pecho. Mi mano aprieta tu boca para que fecundes en mi cuello el deseo líquido de olores y sabores.



Hace ya mucho que percibo tus ganas, esas manos que recorren mi cuerpo hasta perderse en la blanca tela. Me estremece tu tacto en mi secreto, tanto, que mi pene se modela en tus manos hasta endurecer el blando barro.



Todo lo que anhelé lo tengo en mis manos, las que amasan tus nalgas prietas y firmes, hasta quemar las yemas de mis dedos. Nalgas que levantan mis recuerdos hasta dejarme gozosamente en ti hundido.




Repasamos los jadeos de nuestras bocas, mojadas y lascivas, fijando en los contornos tibios la pasión que nos invade. Nos ofrecemos unos labios que han de lamer los sentidos con tanta fuerza que el presente explota en racimos de vida, en sangre que fluye en potentes y enhiestas durezas.




Rodamos entre las sabanas hasta que nuestros pies se entrelazan. Ya nada importa, todo está entre nosotros. Vivir es gozar de nuestros cuerpos, como en un misterioso fluir. El mundo nos protege para que el momento se llene de caricias morosas, y besos, y calientes flujos. La cama parece un horno loco en esta primavera desnuda. Un horno donde la tarde hace bullir espermas límpidos y claros.



Hay un aroma de hombre que se abre en nuestros ahora placidos rostros. Todo va cayendo menos nuestros deseos. Recordamos juntos orgasmos que suben y bajan, que no quieren morir entre acechados pasos. Ya tengo el corazón leal y el alma alada junto a tus sueños, ahora dormidos sobre la almohada.


Por la ventana se ve el mar que vuelve para romper con sus olas sobre nuestros dormidos cuerpos, abriéndolos a los ardores nuestros.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente

jueves, 27 de marzo de 2014

Entregarme a ti



Bendita locura que en mi pecho ronda, buscando sentir tu piel pegada a la mía como hombres hambrientos de vida. Hay tantas ganas que la espera recorre las esquinas de la habitación hasta enredarse entre las sábanas blancas.

Sumido en ellas he decidido entregarme a ti para que te entregues a mí. La espera me atenaza con nervios punzantes y deshonestos. Antes miraba por la ventana, tecleaba el móvil, o pasaba los canales de la televisión mirando sin ver. Ahora desnudo mi cuerpo de telas que borran mi virilidad ansiosa por saber de ti.

Entre las ropas tendidas en el suelo unos nudillos golpean la puerta que nos separa hasta abrirla con la suavidad de un beso.

Ya no siento ni el aire de la mañana, ni el sol que la acompaña. Solo renazco con tu mano recorriendo mi abierto cuerpo y el tuyo con el ruego de ser mío.  

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente

lunes, 24 de marzo de 2014

¿Se puede tener más de un alma gemela en la vida?



Todos buscamos nuestra alma gemela.  Aquella que contacta con nosotros en este plano con un claro propósito. Unos le llaman amor, otros pareja, otros amigo, otros inseparable, otros colaborador, otros cómplice, … y tantos y tantos calificativos que se funden en uno solo. Aquel que llega a tu vida para ayudarte a aclarar tu alma.


Unas pasan por tu vida durante unos segundos, ayudándote a terminar asuntos pendientes, clarificar pequeñas cosas o para un propósito particular. Otras llegan para quedarse a tu lado, para lograr la consecución de un objetivo particular, los dos juntos, amándose y compartiendo.

Estas relaciones últimas son de las más difíciles y de los aspectos mas gratificantes de la vida. Encontrar esa correspondencia es encontrar la/el compañero que se ajusta a ti. Para unos serán una alegría, para otros un dolor en su vida. Están ahí para ayudarnos a curar viejas heridas, incluso cuando sea doloroso compartir sus momentos al mediar enfermedades, penalidades o sufrimientos. Algunas no son visibles, apenas las percibimos. Encontrarlas y sanarlas es fundamental para encontrar la felicidad.

Cuando estas almas se ven por primera vez, a veces se sienten como si ya se conocieran entre si. Se pueden sentir tan familiarizadas la una con la otra que en la primera mirada uno sabe que esa persona es su alma gemela. Puedo dar fe de ello, cuando vi a mi mujer por primera vez, supe que iba a formar parte de mi vida. Si queréis podéis llamarle amor a primera vista. No importa el calificativo, sino la consciencia de su existencia.

Algo que muchos desconocen, o que no quieren comprender es que las relaciones con tu alma gemela pueden durar toda la vida o bien pueden ser solo temporales. Todas tienen un cometido, cuando su labor termina han de desaparecer. En el caso de las que llegan para toda la vida, su desaparición nos suma en la tristeza y el dolor de la carnal separación.

Por otra parte, se puede tener más de un alma gemela en la vida. Un amigo con el que compartir complicidades sería otra alma gemela.

Hoy he salido con el candil colmado de aceite en busca de esa otra alma gemela que complete mi vida ya compartida con un alma gemela grande, generosa y bella. No soy egoísta, ni ladino. Soy solo un hombre consciente de que mi alma no solo tiene un alma gemela, es trilliza.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente