UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

sábado, 22 de febrero de 2014

Comunicando con mis ángeles (11)


Magnifica fotografía de SQUARE ONE PHOTO

Esta mañana ha llegado un ángel bello, tímido, como con miedo a hablarnos. Será porqué ha de decirnos que debemos aquietarnos, reflexionar, esperar....

Con su mirada tierna y cómplice nos aconseja que hagamos una pausa. Para ello nos da la energía que ha de iluminar nuestros deseos, inquietudes y ganas. Viene a traernos BIENESTAR y ALEGRÍA INTERIOR.


Con tanta fuerza positiva en nuestro interior nos será más fácil alcanzar aquello que en verdad deseamos. Le he pedido que se quede a mi lado durante un buen tiempo. Le necesito. Ha sonreído y apoyado su cabeza en mi hombro.




------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.

jueves, 20 de febrero de 2014

Mensaje en una botella


El sol calienta esta mañana que es fría si sus rayos no te acarician con su luz. Siento el olor del mar. Está tan cerca que pasear en su compañía se vuelve necesidad.

Vuelvo mis pasos hacía su orilla. Allí estoy, con una mano en el bolsillo de la sudadera y la otra asiendo con fuerza una botella que contiene un mensaje de vida.

Me fallan esas mismas fuerzas para lanzarlo con gans hacía espumas de agua. En un segundo me derrumbo sobre la arena con la vista perdida en azules que platea el primer sol del día. Los pensamientos me asaltan golpeando mis sienes, hasta que en mi cabeza se suceden agradables imágenes de lo vivido desde que me descubrí como un ser sexual. Sin más. Un hombre que ama profundamente a una mujer, y que goza del abrazo de un hombre.

En todo este tiempo he aprendido a que el amor por mi mujer es lo más importante de mi vida. Lo que me hace sonreír cada mañana al sentirla junto a mi. ¡Vivir a su lado me hace sentir feliz!. Ayer un amigo terapeuta me decía que tal vez tenía que descubrir mi sexualidad en toda su integridad para valorar y comprender lo primordial que es ella en mi vida. Sin duda, tiene toda la razón.

Pero en todo este tiempo he aprendido también a canalizar mis deseos de abrazar a un hombre, a vivir sin ansiedad ese deseo, a sentirlo como algo natural. Por eso dejo en estos momentos que todo fluya, a no buscar con desesperación un amigo de piel. Si ha llegado o ha de llegar será bien hallado.

Como muchos de vosotros no me considero ni hetero, ni homosexual, y menos bisexual. Tan solo soy un hombre sexual, con la mente abierta a vivir mi sexualidad completa, sin tabúes ni miedos.

Por eso he escrito un mensaje para lanzarlo en una botella al mar de mis anhelos. Es breve, conciso, escueto, claro.

Querido amigo

Soy un hombre casado con una mujer a la que ama y al que la vida le ha traído estrenada su madurez el deseo de abrazar a un hombre. No es una necesidad, son ganas de vida. Igual te conozco y nos falta una mirada, o aún no sabemos de nosotros. Si tu sientes lo mismo, búscame en la orilla de un mar que baña una tierra generosa en pasiones, historia y fortaleza.

Te espero con mi esperanza y tu firme paso.

Los pensamientos me han llevado a una decisión. Alzo entonces mi cuerpo de la arena para dirigir mis pasos a la orilla y lanzar con fuerza la botella que se hunde en el mar de mis anhelos. Estoy seguro que llegará a una playa acogedora, cómplice y serena.






------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.





sábado, 8 de febrero de 2014

Ocho besos y un solo deseo





Esta mañana me he despertado con tu regusto en la boca, soñando con tus ardientes labios, con mi virilidad impetuosa al sentirse contigo.



Solo ha sido un sueño. Inusitado y maravilloso. Un sueño harto de suspiros y gemidos. En el que las bocas se hacían solicitas para comerse entre ellas. Estabas tan cerca que tu sabor me ha invadido en el espacio de la habitación






Desde que he despertado soñando tu boca, no me han abandonado tus labios húmedos por la excitación buscando los míos, tu lengua jugando con mi lengua. Sigues abrazándome con tu piel, y yo te abrazo con la mía. 

En la mañana solo existe el ímpetu de nuestras bocas alentado por el sol de febrero. Tan cálido que mis labios se sumergen en los tuyos arropados, calientes, obscenos.

Nuestro deseo muerde nuestras bocas, nuestra saliva moja la pasión que desata nuestra hambre por el otro. 









Engolosinados, picaros como niños, saboreamos una y otra vez las bocas, endulzando nuestros instintos más deseados, relamiéndonos con ganas. 

Me penetra tu lengua. 

Abres tus labios para que entre la mía. 

Se entrelazan, se lamen, se comen, se chupan, se mojan entre ellas lascivas y provocadoras.

Llega un momento en que se abandonan sin separarse, para que nuestros ojos se miren, para que nuestros alientos se repongan. Sonríen nuestras bocas por el agrado del momento. Sonrisas que se abren felices, ganosas de más besos. 


Entonces, los labios se buscan excitados perdiéndonos en su lujuria. Solo el instante de la separación dejará de mojar nuestros deseos.



Este sueño de bocas y anhelos habla de apetencias claras. Dice que ansío tu boca para que acalle mi deseo, para que comparta contigo mis secuencias de hombre.

Ahora deambulo por la casa soñando tu boca, anhelando tus besos, saboreando tu gusto en la abertura de mis labios.  



Los relamo con ansía, con ganas y mi esperanza sabe a ti.





------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.