UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

lunes, 2 de diciembre de 2013

El primer beso de la mañana

Abrir los ojos cada mañana y saberte a mi lado es iluminar mi espacio. Una sonrisa recorre mi rostro buscando el tuyo donde dejar el primer beso de un maravilloso nuevo día.

Mi mano recorre tu cuerpo caliente, cosquilleando tu piel. Mis sentidos se llenan de energía y, tú, a mi lado, haces, como canta Pablo Alborán en una de sus canciones, que mi alma se despierte con tu luz. ¡Tú!, ¡y tú!, ¡y tú!, ¡y solamente tú!.


Si el día no lleva prisas, sabes que ese beso es de los que más alienta nuestro deseo. Entonces nuestros labios se apresan y nuestros cuerpos se pierden enredados entre las sabanas...  


Gozar contigo es lo que más deseo a cada instante, volcar mi mundo en tu piel, sentir caricias compartidas, recorrer tu naturaleza buscando las delicias que deja escapar tu aroma de mujer. Labios que se abren para dejar entrar la esencia de la vida. 


El aire se llena de placer y nuestros cuerpos estallan en miles de notas.

Abrazados reposamos en el lecho, brillantes las miradas, gozoso el aliento. Dejando que nuestros labios sellen el amor que inunda nuestras vidas.




------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario