UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

martes, 26 de noviembre de 2013

Enredar tu cuerpo con el mío



¡Sé lo que deseas!, enredar tu cuerpo con el mío, para que se confundan en uno solo.




¿Sabes? Ese es mi deseo también, quedar liado a ti y tú a mi. Que mi boca se mezcle con la tuya, que mis brazos se embrollen con los tuyos, que mi pecho rebulla con el tuyo, que mis piernas jueguen con las tuyas, que mi sexo se aquiete con el tuyo tras trastear enredados en nuestros cuerpos.

¡Sé lo que deseas!, enredar tu cuerpo con el mío en el refugio de una habitación, sin importar ventanas abiertas o el lugar escogido, solo para que juguemos juntos sin miedos, con ganas, al juego del deseo.
























------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.

7 comentarios:

  1. un deseo que comparto...muchas veces deseado.

    ResponderEliminar
  2. Cuerpo con cuerpo es una gran sensación.

    ResponderEliminar
  3. Quiero perderme en este momento. Es el placer que me deslumbra de ser uno los dos. Un deseo inexplicable, esa necesidad de sentir tu piel rozando la mía.

    ResponderEliminar
  4. Desear no es tener un amante escondido, aunque ganas no falten en muchos momentos, como hoy.

    ResponderEliminar
  5. Pues por tus palabras... lo parecía! jeje...Nos tendremos que conformar con los abrazos de los amigos que, aunque no son desnudos, es a lo máximo, de momento, a lo que podemos aspirar.... ainnsss (suspiro...).
    Saludos!

    ResponderEliminar