UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

lunes, 21 de octubre de 2013

Erótica ternura


Hay instantes que encierran mil momentos de placer. Hay soplos que llenan de eroticidad el aire señalando el camino de goce. Hay segundos que se convierten en encendido tiempo, de los que dejan perenne huella en nuestros sentidos.


Tomar el fruto de la piel para degustarlo en el hueco de la boca, erotizando el aire, es más sexual que muchas imágenes explicitas. Eso es lo que me ha pasado al mirar por esta ventana a un hombre y a una mujer abrazados, sorbiendo sus instintos desde la ternura que proporciona el amor.

No cuesta adivinar lo que seguiría. ¿O si? porque muchos pueden ser los caminos por los que caminar. He tenido la suerte de vivir muchos momentos así, de los que el tiempo se detiene y uno disfruta placenteramente de la compañía de la persona amada, solo sintiendo su latido, su cercanía, su amor. Esos momentos son un tesoro que vale la pena guardar.


Ama tus emociones, tus sentidos, tus afectos. Estremécete en los brazos de la mujer amada, del hombre amado, del amigo/a, del amante. Haz de esos segundos, eternos caminos de primavera.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.

3 comentarios:

  1. No hay emoción que supere el gozar de placer en los brazos de la persona amada

    ResponderEliminar
  2. Y tanto. Yo podría estar horas y horas sumido en un profundo abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Mmmmmmmm... no hay emoción que supere estar horas y horas sumido en la otra o en el otro

    ResponderEliminar