UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Apasionados besos




Al fin desnudos frente a frente. Nos miramos con arrobo pero con deseo, mi mano abarca tu nuca atrayéndote hacia mi boca mientras con la otra sopeso esos huevazos que tanto me gusta acariciar, sobar, lamer....




Ahora los sostengo entre mis manos sintiendo su peso, su placer de hombre...












Besame, quiero sentir tu lengua lamiendo mi boca, mi cara, mi cuerpo. Quiero ser tuyo, y que tu seas mío....









------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.


lunes, 21 de octubre de 2013

Erótica ternura


Hay instantes que encierran mil momentos de placer. Hay soplos que llenan de eroticidad el aire señalando el camino de goce. Hay segundos que se convierten en encendido tiempo, de los que dejan perenne huella en nuestros sentidos.


Tomar el fruto de la piel para degustarlo en el hueco de la boca, erotizando el aire, es más sexual que muchas imágenes explicitas. Eso es lo que me ha pasado al mirar por esta ventana a un hombre y a una mujer abrazados, sorbiendo sus instintos desde la ternura que proporciona el amor.

No cuesta adivinar lo que seguiría. ¿O si? porque muchos pueden ser los caminos por los que caminar. He tenido la suerte de vivir muchos momentos así, de los que el tiempo se detiene y uno disfruta placenteramente de la compañía de la persona amada, solo sintiendo su latido, su cercanía, su amor. Esos momentos son un tesoro que vale la pena guardar.


Ama tus emociones, tus sentidos, tus afectos. Estremécete en los brazos de la mujer amada, del hombre amado, del amigo/a, del amante. Haz de esos segundos, eternos caminos de primavera.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.

viernes, 18 de octubre de 2013

Momento bañador fuera




Hace calor. Días templados que parecen anunciar la primavera y no el otoño. Hace calor. Tanto, que he decidido ir a la playa para gozar de la libertad en cuerpo y mente. Porque cuando voy a la playa no solo dejo en libertad a mi cuerpo para que el sol lo acaricie entre espumas de sal y agua, también dejo vaciar mi mente para llenarla de soplos de vida.

No se a vosotros, pero me encanta llegar, buscar un sitio apropiado e iniciar el ritual playero. Primero me descalzo, clavo la sombrilla en la arena y dejo la mochila a la sombra para que el agua no se caliente. Extiendo la toalla según la hora solar y, entonces viene lo mejor, quitarse la camiseta y por ultimo el pantalón corto o bañador. Es el momento más mágico del día, o al menos para mí. Es sentir la autentica sensación de libertad. Liberarse de la opresión de la ropa. Sentirse todos por igual, sin ropa que nos pueda identificar por una marca, un color o una moda.

Al igual que me gusta ese momento en mi, he de reconocer que en ocasiones me atrae mirar a los demás como se comportan en ese preciso instante. Intento adivinar si llevan ropa interior o que se van a quitar primero. Pero lo mejor es cuando se llevan las manos a la cintura y ¡zas! bañador, boxer, slip…. se deslizan con precisión hacía la arena, salvados de su contacto por unas manos hábiles que lo rescatan, doblan y guardan en las mochilas o bolsas de playa. El cuerpo se libera de toda trampa textil para sentirse en plenitud.



Por ahora, ese momento no ha ido más allá, es decir, nunca me ha excitado verlo o he pensado en algo más que no sea lo que os he contado. Algún día puede que me turbe mirar a alguien, que me guste más el goce del cuerpo desnudo que el del momento de la liberación. Quien sabe, pero… ¡para que poner pensamiento donde no hay intención!. 

Me gusta el momento bañador fuera. Esta mañana lo he hecho en la playa para mi goce. Si a alguno le ha gustado mi momento, me alegro haberlo compartido con el.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.

jueves, 17 de octubre de 2013

El hombre se desnuda en el Museo de Orsay


A la exposición del otoño de 2012 celebrada en Viena sobre el desnudo masculino le sigue esta de uno de los museos mas emblemáticos de París. No es habitual encontrar exposiciones de este tipo, aunque si de desnudos femeninos. Tal vez ese sea el motivo de que se hayan hecho eco los medios de comunicación de medio mundo de ambas exposiciones.

La Vie Active,  obra del artista alemán Arno Breker. / I. Langsdon (Efe)





La muestra de París estará abierta hasta el dos de enero de 2014. Masculino/Masculino profundiza en la desnudez masculina en el arte con su propio fondo y préstamos de colecciones públicas francesas. En total son 180 obras que repasan el cuerpo masculino desde 1800 hasta la actualidad.

La desnudez masculina formó parte, durante mucho tiempo, de las bases de la formación académica del siglo XVII al XIX y constituye una línea de fuerza de la creación en Occidente.

La muestra ambiciona profundizar, en todas las dimensiones y sentidos de la desnudez masculina en el arte. Para dar a entender la especificidad masculina del cuerpo, la exposición ha optado por la sucesión de temas nodales que muestran la evolución de los cánones estéticos heredados de la Antigüedad y su reinterpretación en las épocas neoclásica, simbolista y contemporánea, en una glorificación cada vez mayor del héroe, la fascinación realista por la revelación del cuerpo en toda su verdad, la desnudez como realización del cuerpo en la naturaleza, la condenación del cuerpo y la expresión del dolor y, por fin su erotización.



Pintura, escultura, artes gráficas y, por supuesto, fotografía nos acercan la belleza de un cuerpo desdeñado por la sociedad durante años y apreciado por el mundo contemporáneo.

Así mismo, la exposición desvelará otras filiaciones, plásticas o intelectuales, mediante obras de artistas famosos como Georges de La Tour, Pierre Puget, Abilgaard, Paul Flandrin, Bouguereau, Hodler, Schiele, Munch, Picasso, Bacon, Mapplethorpe, Freud o Mueck, a la vez que reserva sorpresas como el San Sebastián del mexicano Ángel Zarraga, Les Bains mystérieux (Los Bañosmisteriosos) de De Chirico o el arte erótico de los americanos Charles Demuth y Paul Cadmus.

Eadweard Muybridge (1830-1904): Lucha de dos hombres desnudos, 1887. © Musée d’Orsay, dist. RMN / Alexis Brandt


martes, 15 de octubre de 2013

El placer de mirar



El placer se da de muchas formas y se ofrece en otras muchas más. No os preocupéis, no pretendo confundiros, ni convertiros en voyeurs. Es más, no lo soy. Me parece formidable que haya gente que le guste mirar como los otros gozan del placer, pero a mi me gusta disfrutar de la piel del otro, de mi piel. Aunque cuando uno está solo se hace agradable mirar aquello que nos deleita, incluso hasta erizarnos la piel.



Entonces se hace preciso apacentar nuestros sabores con un hombre cumplido en masculinidad. Encandila acariciar sus vellos enredándose en ellos, presionar sus pezones, o deslizar la mano hacia el ombligo para perderse en sus genitales. Sentir como crece en tu mano su pene al igual que crecen sus gemidos. Hacerlo tuyo para que llene tu piel de sus sentidos.

El placer de mirar alegra el momento. ¡Disfrútalo!.























------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.

viernes, 11 de octubre de 2013

Mírame a los ojos y sonríe



Si me mirase hoy al espejo seguro que me vería reflejado en esta foto. No me seáis mal pensados, que no soy nada narcisista. No me refiero a la estética, a su belleza, sino a la alegría que irradia el modelo. Está feliz, es un hombre que se muestra complaciente con lo que hace, en su caso posar para el fotógrafo. En el mío, estar contento con lo que hago.

Hace meses que decidí comenzar el día con una sonrisa. Por la noche al acostarme, dejaba los problemas en otras manos. De esa forma me levantaba alegre, alborozado, satisfecho. Y lo sigo haciendo.

No hay nada como encontrarse a gusto consigo mismo. Márcate pequeñas cosas cada día, y cuando las cumplas verás como te sientes feliz.

Hoy quiero compartir con vosotros mi sonrisa abierta, espero que os contagiéis de ella. Hacedla vuestra y riamos juntos, pletóricos, jubilosos por ser como somos. ¡Los seres más sublimes del mundo!. Mírame a los ojos y sonríe, que yo lo hago cuando te miro.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.

jueves, 3 de octubre de 2013

Abrazo de piel




Uno de los seguidores del blog me ha hecho llegar esta mañana tan hermosa fotografía, y digo hermosa por lo hermoso del momento. Sin duda, hay imágenes que nos hablan para contarnos su historia. Esta lo ha hecho para deleite mío, adentrándome en el roce de sus pieles. No se si os habrá contado a vosotros la misma historia, tal vez sea diferente, pero sé que en el fondo es apasionada y limpia. Porque desde el afecto del amigo todo se envuelve en el respeto más absoluto.

Dijo que su primer encuentro fue con olor a mar. Me contó que hablaron durante horas mirando su azul desde la atalaya, contándose la incertidumbre, la desazón pero también las ganas que les causa amar a una mujer y la necesidad de abrazar a un hombre.

Por un segundo parecía que uno hablaba al otro palpitante, con la cara libre. Y le decía: Antes de despedirnos te pedí un abrazo y me dijiste que lo estabas deseando. Nos fundimos en un solo hombre y los labios se acariciaron.

Era tu primer abrazo de hombre, y al oído me hablaste para decirme que ahora necesitabas un abrazo de piel. Tu mano bajo hasta la cremallera para deslizarla en mi hombría. Fueron segundos que me consumieron de ganas. Pero, sabíamos que no era el momento, ni el sitio, por lo que decidimos dejarlo para vivirlo con tiempo. Antes de despedirme tus dedos besaron lo vellos de mi brazo para decirme que así querías sentir mi piel.

Aquel día nos encontramos en la habitación de un hotel. Me esperabas desnudo para sentir cuanto antes mi cuerpo pegado al tuyo. La ropa me abandonó con ansía. Tus manos la sacaron de mí con hambre aprendida. Llegó el abrazo de piel. Tu piel coqueteando con la mía, la mía mimando la tuya. Piel con piel recorriendo los senderos del placer, abandonándonos a sentirnos, a gozarnos.

Sobre la cama me pediste abrazarme por detrás, dejando en el cuello tu beso, tomando mi virilidad en tu mano para sentirme en plenitud. Decías al oído que estabas encantado por sentir piel con piel, por encontrar ansiadas respuestas a la desazón de una pregunta. Aquella mañana encendimos nuestra pasión con la llama del deseo.

Al relatarme su historia un escalofrío de esperanza, anhelo y avidez ha recorrido mi cuerpo, deseando algún día vivir un momento tan hermoso.

Puede que algún día llegue, quizás más pronto de lo que piense. Entre tanto venga, o si no lo hace, seguiré escuchando las historias que me cuenten aquellas imágenes que captaron momentos de vida desde la sagaz mirada de una cámara.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.

martes, 1 de octubre de 2013

El soñador




El soñador sueña dormido. Sueña que dormita agarrado a su amante amigo. Sueña en caricias que le llenan, en besos que le comen, en palabras que le miman. Sueña en virilidades que le aman, que le enseñan el camino donde el placer nace del deseo. Sueña alegremente, esbelto y desnudo, salpicado por las calientes concreciones del amigo. Sueña que la vida le es un bien encontrado por el destino.

El soñador sueña dormido que no necesita nada más que al amigo.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.