UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Entregada mirada



Fascinante la mirada de este hombre dando placer a su amante. La veo clara, inquiríente a la vez que complaciente, llena de deseo. Es como si se hubiese parado el tiempo para hacer de su cuerpo un alma.

A simple vista parece una mirada concupiscente dadora de placer para goce de ambos, pero mirando su mirar se aprecia ternura, agrado por el momento, pasión por el juego de sabores y piel. Es como si le dijese, en el silencio de gemidos y suspiros, quiero agradarte, servirte, entregarme a ti para llevarte al placer más sublime.


Así, entre su boca se pierden los redondos placeres del querido, ansiado deleite. Con ganas, le come con la vista, mientras su lengua lame en mojados círculos las entrañas de la vida.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia

4 comentarios:

  1. Realmente impactante. El tío es guapo con ganas. Su mirada en efecto es limpia, varonilmente sincera, entregada, pendiente de complacer a su compañero.
    Yo quiero aprender a ser ese hombre, el que está dando placer (no el otro) a su amigo, a su otro ser, porque de no darse esa comunión entre ambos,la foto solo reflejaría sexo frío y salvaje. Y yo también veo en esa mirada mucho más...
    Me ha excitado mucho.

    ResponderEliminar
  2. El día que encuentre esa mirada me voy a dar por satisfecho, a sabiendas de que es muy peligrosa.

    ResponderEliminar
  3. Tal vez esa mirada esté más cerca de lo que podéis imaginar.

    ResponderEliminar