UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 27 de septiembre de 2013

¿Por qué no puedo?





¿Por qué no puedo abrazarte cuando lo siento, si me das la vida? ¿Por qué no puedo acariciar tu piel sin prisas, gozando de cada sensación que te ciñe? ¿Por qué no puedo colgarme de tu mano para rozar el firmamento?

No es amor lo que quiero entregarte, es mi afecto de hombre. Mi amistad envuelta en despertares. A veces pienso que lo que vivimos es un sueño, y la angustia me corroe el alma. Es entonces cuando tomo tu mano, abrazo tu cuerpo y me renuevo.

¿Pero entonces? ¿Por qué no te siento cuando te abrazo? ¿Por qué no siento la fuerza de tu mano? 

¡Inconsciente! 

Ahora ya sé porque no puedo. Por qué no te tengo.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia.


martes, 24 de septiembre de 2013

La última tarde del verano



Sin pretenderlo, la última tarde del verano se llenó de morbo, deseo, miradas y excitación. Muchas veces practicar el nudismo se malentiende y aparecen situaciones no buscadas, ¿o sí?. Al menos nosotros no las buscábamos,  no era el momento ni el lugar. En realidad somos extremadamente discretos y respetuosos con el naturismo.

El equinoccio del verano tocaba a su fin, aunque no el metereológico. Con tan buenas perspectivas, cielos despejados, mar tranquila y unos treinta grados de temperatura, decidimos que nada mejor que pasar una tarde de domingo en la playa.

Ya era hora, que llevaba todo el verano queriendo visitar una de mis playas nudistas preferidas y nada, cuando no surgía una cosa lo hacia otra. Así que este verano me he quedado sin hacer nudismo. Hasta esa tarde, en la que decidí acercarme con mi mujer.

Llegamos después de comer y para mi sorpresa había muchos textiles en aquella zona. Anduvimos un poco hasta que fuimos viendo nudistas. Decidimos instalar la sombrilla entre un chico con un perro y una familia que se encontraban situados entre unas palmeras.  A un par de metros de la familia había una pareja H/M y a un par de metros del chico, hacía las dunas, un hombre y, hacía el mar, una chica. Todos practicaban el nudismo, menos la familia que en esos momentos estaban en el agua.

Cuando todo estaba dispuesto me quite el bañador y me dispuse a gozar con intensidad de aquel momento de libertad. Mi mujer, como siempre mantuvo el bikini puesto. Me acompaña pero no lo practica.

Lo primero que hice fue bañarme. Bucear sorbiendo el agua por toda mi piel, mimetizándome con los peces que pasaban a mi lado. Una fusión total con la naturaleza.

Ya en la arena me tumbe a tomar el sol. La tarde estaba placida. El chico se fue a bañar con su perro en lo que me pareció unas ganas tremendas de dejarse ver. Buen cuerpo, bronceado en su totalidad y con una polla bien morcillona. Corría por la orilla con el perro unos metros y volvía. Ya podéis imaginaros a aquel hombre joven de cuerpo bien definido corriendo por la dura arena, haciendo balancear su polla con fuerza. Cerre los ojos, y al abrirlos vi que se había quedado quieto de espaldas al mar, tocándose la polla con bastante asiduidad. Me pareció que me miraba, pero me dije para mis adentros que estaba fantaseando demasiado. De repente, de las dunas apareció un hombre en la cinquentena que se fue a bañar pasando muy cerca del chico. Se bañó como con prisas y salió del agua volviendo a pasar por delante del chico. Pensé que quería tema con el y le dejaba señales para que le siguiese. Señales que no surgieron ningún efecto, o al menos mientras que estuvo en la playa.

Pasado un tiempo se dirigió donde tenia sus pertenencias, rebusco en una mochila, cogió un par de cosas y se vino justo delante de nosotros para liarse un canuto apoyándose en una palmera. ¡Claro! estaba buscando protección de la suave brisa, tan suave que apenas se percibía. ¿Péro no tiene una palmera donde sus cosas? No sé, vamos a dejarlo en una situación curiosa, sin más.

A todo esto la familia alemana de padres, hijo e hija, había salido del agua y al verse en una zona nudista, se marchó. El hombre de la pareja H/M solo hacía que sobarse la polla para tenerla morcillona o porque le excitaba aquella situación de estar desnudo junto a su mujer en la playa. Por suerte la mía estaba dormida y no se dio cuenta de nada.

En estas llega una pareja de chicos y se instalan cerca de la pareja H/M. Estos molan más, o al menos para mi. Les hice alrededor de los cuarenta, llevaban barba y lucian un vello corporal que les hacia de lo más atractivos. Casi ni se movieron. Ni cuando llego una pareja extranjera de H/M que acampó entre ellos y nosotros. Y digo acampó porque llevaban una de esas pequeñas tiendas que se abren al tirarlas al suelo. Los dos estaban totalmente depilados, lo que no me gusta. Dicen que lo hacen por higiene, pero un amigo me dijo que lo hacía para que pareciese más grande su pene, y me creo más esta percepción.

Menudo morbazo nos ofrecieron a todos. Llegó un momento en que se abrazaron, y ella comenzó a acariciarle la polla. Indudablemente iba tomando forma, y el le quitó la mano porque pasaba gente por la orilla. Creo que lo calentó bastante, porque se puso boca abajo, volviéndose a abrazar a ella. A todo esto el vecino seguía sobándose la polla. Lo más curioso para mi es que no me excitaba aquella situación, incluso llegó a parecerme de lo más normal. Mi mujer había vuelto de bañarse y se puso a mi lado.

Pasado un buen rato el hombre de la pareja extranjera se arrodilló sobre la toalla mirando hacia las dunas y luciendo una erección total. Se limpió el capullo con la mano, se levantó, y se fue a pasear por la orilla entretanto su pene volvía a la normalidad. Ella sacudió la toalla sin más y se puso a tomar el sol. Imaginación al poder. Creo que sobran las palabras.

Mi vecino tuvo que darse también cuenta de aquello, porque dejó de sobarse la polla para acariciar el pubis de su mujer y meterle los dedos. Aquella situación le había calentado bien, bien. ¡Joer! la tarde estaba de lo más morbosa.

La nota de humor la puso un japonés que paseaba con un amigo por la orilla. Cuando vieron que era una zona nudista, se quito el bañador y le pidió a su amigo que le hiciese una foto. Entro en el agua, se dió la vuelta, y se puso las manos sobre sus genitales, luciendo una sonrisa de oreja a oreja. De repente se quita las manos de sus partes para levantarlas hacia lo alto en oblicuo, y le pide a su amigo que le haga otra foto. Sonríe de nuevo mientras posa. Sale del agua, se coloca el bañador y siguen su paseo. Me gusto su sonrisa de felicidad, entre nerviosa y liberadora.

Decidimos marcharnos de la playa ya tarde, con la sensación de que al quedarse solos algunos de nuestros compañeros subiría la temperatura corporal. La última tarde del verano se convirtió en una tarde llena de mucho morbo, miradas y secuencias de vida.





miércoles, 18 de septiembre de 2013

Entregada mirada



Fascinante la mirada de este hombre dando placer a su amante. La veo clara, inquiríente a la vez que complaciente, llena de deseo. Es como si se hubiese parado el tiempo para hacer de su cuerpo un alma.

A simple vista parece una mirada concupiscente dadora de placer para goce de ambos, pero mirando su mirar se aprecia ternura, agrado por el momento, pasión por el juego de sabores y piel. Es como si le dijese, en el silencio de gemidos y suspiros, quiero agradarte, servirte, entregarme a ti para llevarte al placer más sublime.


Así, entre su boca se pierden los redondos placeres del querido, ansiado deleite. Con ganas, le come con la vista, mientras su lengua lame en mojados círculos las entrañas de la vida.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia

martes, 17 de septiembre de 2013

Comunicando con mis ángeles (10)





Hace mucho tiempo que no solicitaba la ayuda de un ángel. Así que le he pedido a uno de mis amigos más especiales que venga a echarnos una mano en esta doble vida que hemos de llevar con fuerza y dignidad. En realidad, a menudo nos sentimos apresados, encerrados en nuestro interior sin saber como salir. Es como si las paredes de la habitación se cayesen encima de nosotros estrechando el cerco de nuestra ansiada libertad.

En esa habitación que nos apresa hay un pequeño ventanuco por el que se ha colado un hermoso ángel de energía. Es joven porque ha de trabajar con mucho esfuerzo por nosotros, ya que parece que en estos momentos nos hace falta mucha energía para que podamos vivir con plenitud. Su mensaje nos dice que hemos de tener CONFIANZA, y nos insufla con su aleteo ENERGÍA POSITIVA.

Tened Confianza en nosotros mismos. Si nos mostramos seguros, indudables en lo que deseamos, los demás nos verán sin grietas, fornidos, impetuosos en nuestras ganas de vivir. Abre tu corazón, tu mente, a la positividad. Deja que tu vida se llene de ganas.

Te deseo lo mejor. Se feliz.


PD: Me encantaría saber quien o quienes son los autores de las magníficas fotografías de ángeles que circulan en la red, así que si alguno conoce la identidad de los fotógrafos, por favor, decídmelo. Gracias amigos. 



-----------------------------------------------------------------------------------------------------------



Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor  por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia

sábado, 14 de septiembre de 2013

¿Cerebro o corazón? mejor siempre unidos


Para un bloguero supone mucho que los amigos del blog comenten, escriban o sugieran temas de los que hablar. Eso quiere decir que está vivo, que lo que en sus entradas se comparte desde el interior de una persona es de interés para otros muchos, o bien porque se sienten identificados con lo que se dice, o bien porque se sienten atraídos por lo que se ofrece.


A mi me encanta compartir con vosotros mis sensaciones o las vuestras. Tener la certeza de que no estamos solos nos hace fuertes, un poquito más sabios por lo que aprendemos de los otros, razonables y también sensatos. Estar casados con una mujer a la que amamos y sentir el anhelo del abrazo de un hombre no es fácil, pero, ¡quien ha dicho que lo fuese!. Tampoco es un imposible desde el sosiego, el deseo y la prudencia.

En un comentario a una entrada del blog, Sagan nos habla al respecto: “Todos llevamos dos "hijos" en nuestro interior: el corazón y el cerebro. El primero, díscolo, ingobernable, imprevisible, impulsivo, nos puede traer momentos sublimes de placer pero también otros de dolor inconmensurable. El otro, el cerebro, es el reflexivo, el racional, el prudente, el que intenta frenar al potro desbocado de su hermano. Pero no siempre lo consigue y entonces...

...entonces, encontrar un lugar como éste y saber que uno no está solo ante la forma que nos ha tocado en suerte de vivir la propia sexualidad, alivia…”

Me gusta que aluda en sus palabras a la suerte que nos ha tocado vivir. Pienso como él. Es cierto, que han pasado un par de años hasta pensar que era una suerte. ¡Sí!, años llenos de desasosiego, temor, vacío y desconcierto. Pero ahora, soy consciente que tengo la suerte de vivir una vida en plenitud, sin complejos, ni valoraciones, ni etiquetas. Soy libre.

Libertad que intento aplicar a todas las facetas de mi vida. He aprendido a no juzgar, a no interferir con mis opiniones en la vida de otra persona, que sin duda, ha obrado de determinada forma por querer ser él mismo. En realidad, lo único que importa es que sea una persona honesta.

Viñeta de KURO, del blog Finofilipino
Para ello es importantísimo que esos dos hijos que son parte nuestra, funcionen siempre unidos. Debemos evitar que luchen entre ellos, que nos hagan caminar por la cuerda floja, o que siempre salga dañado uno de ellos, el corazón. Dicen que lo ideal sería que tuviésemos el corazón en la cabeza y el cerebro en el pecho, porque así pensaríamos con amor y amaríamos con sabiduría. Que es lo que conseguimos si logramos que vivan en plena armonía aportándoles paz, respeto, comprensión y mucha honestidad.



Está claro, que como todo hijo nos hacen pasar buenos y malos momentos. Pero al final siempre prevalecen los buenos, y eso es lo que debemos hacer, quedarnos con las buenas sensaciones, los momentos mágicos que vivimos desde nuestra bisexualidad. Cada día descubro un motivo más por sentirme feliz de serlo. Deseo que vosotros lo hayáis conseguido también, y en caso de que estéis subidos en una montaña rusa de búsquedas e inquietudes, debéis saber que estamos a vuestro lado para ayudaros a poner pie en tierra con toda normalidad.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor  por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia

viernes, 13 de septiembre de 2013

Me gusta ser varón

Me gusta ser varón. Me encanta comportarme como un hombre, vestir con pantalones, ponerme una americana o llevar en la muñeca solamente un reloj. Me encanta ir de cañas con mis amigos, seguir con una cena solo de hombres y acabar tomando copas hasta animar con nuestras risas la noche. Me encanta ir a peluquerías de hombres donde se habla de lo mundano mientras te afeitan y cortan el pelo.


Me gusta ser el que conduzca en casa cuando vamos juntos, hacer las tareas de bricolage y cargar con las cosas más pesadas. Me gusta abrazar a mi mujer, caminar cogidos de la mano compartiendo todos nuestros deseos. Me gusta compartir con ella mi vida, abrir mi memoria cargada de gratos recuerdos para arrullar con ellos nuestro esperanzador futuro.

Me fascina tener un pene al que mimar en momentos de soledad, coquetear con mis testículos y acariciar mi pecho hasta erizar el vello que lo cubre. Me fascina el aroma de una mujer, besar su piel, mordisquear unos turgentes pechos, recorrer con mi lengua su lóbulo hasta mecerse en sus suaves labios. Me fascina perderme en su sonrisa vertical y hundirme en sus humedades con pasión y ganas hasta que me moje de placer.


Me gusta ser varón, y que también me encante, fascine, seduzca, el abrazo de otro hombre. 


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor  por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia

viernes, 6 de septiembre de 2013

Sentimientos apresados


En ocasiones las circunstancias que envuelven nuestra vida nos llevan a tocar fondo. Pueden pasar días y días llenos de angustia y zozobra viendo como se derrumba todo lo que nos rodea. Aunque difícil, no deben faltarnos las fuerzas para pedir ayuda, para que podamos encontrar ese momento en el que uno siente como una fuerza interior que le lleva a profundizar en todo aquello que le pasa, buscando soluciones que le hagan respirar de nuevo abiertamente.



Sí, son momentos tan dolorosos, que cuesta, pero tal vez deba producirse un desgarro grande y punzante para que renazcamos libres, poderosos, firmes, alegres y felices. El proceso no es corto, ni fácil, pero se puede.



Desde nuestra bisexualidad vivimos rodeados de demasiados silencios y soledades, de profundas interiorizaciónes que a veces nos hacen daño. Y se hace preciso la palabra, el abrazo de un amigo que te comprenda y este a tu lado.


Imagino que os preguntareis el porque de esta dura reflexión. Solo hay un motivo que lamentablemente se da más de lo que quisiéramos, un motivo que ha dejado tristeza en mi corazón por un amigo del blog que está pasando un mal momento. Su fuerza está en su interior. Lucha por encontrarla interiorizando profundamente, buscando la razón que le haga salir y ser plenamente feliz.

Para un hombre, una mujer casados, cuando los sentimientos se cruzan duelen tanto que se convierten en un suplicio hasta parecer que están apresados en nuestro corazón.


Mucha fuerza amigo. Estamos a tu lado para que puedas encontrar la expansión de tu alma. Haznos un favor, no te vengas más abajo, sea la respuesta que sea ¡lucha por tu felicidad!

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor  por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia

jueves, 5 de septiembre de 2013

Aún queda verano para gozar


Aún queda verano para gozar, para sucumbir a tu abierta invitación de nadar juntos.


Fue al principio de la estación cuando me propusiste nadar en tu piscina para refrescar nuestros cuerpos. Como sabes que siempre que puedo me baño desnudo, añadiste que era la mejor manera de hacerlo para que el chorro de agua que la nutre nos diera mutuo placer.

Aún me sigo preguntando porque rechace tu deseada invitación. Tal vez porque nuestras bocas hubiesen mojado nuestro interior, porque nuestras manos hubiesen recorrido con ansía la piel del otro, porque hubiesen sido nuestros propios chorros los que nos hubiesen dado el máximo placer. 

Aún me sigo preguntando si el verano me traerá de nuevo tu invitación.



-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor  por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia