UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 26 de julio de 2013

Piscina de dudas y deseos



Un amigo ha subido a su página de una red social esta estupenda fotografía. Los comentarios se han producido en cascada  Sin duda fruto del deseo de muchos por vivir, gozar, sentir en la piel un momento así. ¡Vamos!, que las piscinas dan mucho juego si se comparten con alguien deseado.

A mi me pasó lo mismo, me provocó deseo y ganas, pero también confusión al recordar una proposición que me llegó al publicar en este blog la entrada de Juegos en el agua.

Por lo visto aquella entrada provocó sensaciones de placer en muchos de vosotros, entre ellos un buen amigo que me invitó a compartir su piscina para gozar juntos con las pasiones que describía. Es decir, sentir un momento tan pleno como el de la fotografía.

Reconozco que fue muy tentador. Pero como mi realidad actual está por complacerse con mi relación de pareja, decline su invitación. Si he de ser sincero, una parte de mi pedía que aceptara. La misma que me dice una y otra vez que debía haber gozado del agua con él. Pero entonces actúa mi otra parte para decirme que hice lo correcto. Dudas, miedos, ganas, inquietudes, respeto…

Así es la vida de un casado bisexual, siempre girando entre la incertidumbre, el deseo, la turbación o el temor.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor  por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia

5 comentarios:

  1. Como siempre, subscribo todo lo que escribes, es como si yo mismo escribiera, lo que pienso, lo que deseo, y lo que hace que digamos no. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jon por tus palabras. Hay momentos que cuesta, pero ahí estamos con fuerza. Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  2. La mayoría de veces que se nos presenta una cita, algunos tenemos esa lucha interior que nos describes, no siempre el resultado es el mismo que el tuyo, todo depende del estado de ánimo que tengamos y el individuo en cuestión, pero como dice Jon, tus palabras son nuestros pensamientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo y con Jon, el resultado es fruto de las circunstancias, y habrá un día en que no pueda decir no.

      Eliminar
  3. Lo mismo que te acabo de comentar en otro post, es la eterna lucha interior entre el corazón y la cabeza.

    ResponderEliminar