UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

jueves, 9 de mayo de 2013

Masculinidad estrechada







Me gusta que un hombre sea hombre. Me gusta deslizar mi mano por su piel desnuda a la vez vestida de bellos vellos. Me gusta estrechar entre mis brazos su masculinidad marcada. Quizás sea debido a mis preferencias por las mujeres, a esa bisexualidad ya aprendida y aceptada, que me guste un hombre normal.























Supongo que os preguntareis ¿qué es para mí un hombre normal? Para mi un hombre normal es un hombre que huela a agua. Un hombre que cuide su imagen, como dijo Machado, sin que se descuerne luchando en la idea. Un hombre que se muestre hombre con sus amigos, en el entorno que pisa, en el que habla y piensa. Las modas están llevando a feminizar en extremo a muchos hombres, hasta se acuñó un nombre para aquellos que cuidan su imagen corporal en exceso, los metrosexuales. Es bueno utilizar cremas hidratantes, exfoliantes o antiarrugas, pero no retocar hasta deformar el rostro privándole de la sabiduría que le otorga el paso de los años.

A mí no me gusta que un hombre se depile en su totalidad, cuando los he visto en las playas nudistas o en las revistas me recuerda al cuerpo de un púber, incluso al de un niño, y no puedo dejar de pensar en todo lo que ello conlleva. En esos casos miro sin ver. Sé que a otros les ocurre exactamente lo contrario. Cada uno tiene un gusto y respeto los de los otros, pero para mí una piel sin pelos es la de una dulce mujer, suave y abierta a los amoríos.





Y si ese hombre lleva barba, bien sea poblada o de solo unos días. no os extrañéis que me sublime con solo verle.




------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente










1 comentario:

  1. ¿Seguro que tú y yo no somos la misma persona? jajajajaja

    Si ya lo digo yo, "donde hay pelo, hay alegría". Un hombre guapo con barba hace que se me caigan las bragas ipso-facto.

    Y vaya fotazos que pones, por cierto. ¡Hacen que las que pongo yo en mi blog sean de aficionado!

    ResponderEliminar