UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

martes, 21 de mayo de 2013

Cóctel de cerezas



La fotografía procede de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia

Hoy necesito que tu naturaleza alimente mi cuerpo. Proveerme de tus frutos, solazarme con tu mirada. Días sin verte, sin encontrarme en ti. Horas detenidas consagradas a tu recuerdo. Deseo respirar de nuevo tu aire, encandilarme con tu belleza.

Mi copa se muestra llena y solitaria, ansiosa de sacudirse de tanta somnolencia. Está llena para compartirla contigo, para que mi espíritu se estreche entre tus manos apasionado y libre. Solitaria porqué no estás a mi lado saludando mis sentidos que anhelan los tuyos.

Hace un instante el tintineo de tus nacaradas pulseras dejó una roja cereza en mi copa llena de ansiosos deseos. Está madura, dulce, de carne fresca y bella. Mis labios la han besado, mordido, saboreado pensando en tu cuerpo inmediato.

Esta tarde un cóctel de cerezas nos encenderá en uno.

Germán Soler, mayo 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario