UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 31 de mayo de 2013

Amor ajeno



Un amigo del blog, al que voy a llamar Apagafuegos, me ha hecho llegar este sentido poema escrito por la poetisa argentina Poldy Bird. Añade que es uno de los fragmentos literarios que guarda dentro del corazón. No es de extrañar, porque tiene fuerza poética, pero sobre todo recorre los inseparables paisajes del amor, de aquel que no es correspondido.


Amor ajeno

Es tu amor tan ajeno como el viento
pero no por ajeno es menos mío
como es la playa que al correr del río
va pasando y la besa en un momento
me traerá problemas lo presiento
pero no detendré mi desvarío
y confieso y emplazo y desafío
a quien pueda igualar mi sentimiento
y nadie impedirá que nos amemos
que seamos los dos, los dos ajenos
que se amen en forma delirante.

Tú sigue como el viento su carrera
que yo te sigo amando a mi manera
y el mundo seguirá rumbo adelante!

Poldy Bird


La fotografía procede de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia

La poesía nos abraza en sentimientos, en momentos vividos, deseados, presentidos, y yo me encuentro con su anhelo, bordeado por unas palabras que  no mueven mi vida en estos momentos. Digo bordeado porque no busco el amor en otro y, si, la amistad. Digo bordeado porque algún amigo vive escritas las palabras del poema no deteniendo el desvarío. Digo bordeado porque duele el amor ajeno si no ayuda a dar alegría al tiempo del que lo sufre.

Por gracia de la vida, el amor no me es ajeno. Por ello huyo de otros amores, inmerso en búsqueda hasta encontrar al amigo que me haga sentir, gozar, reír...

Cada vez presiento que ese momento puede estar más cerca, que puedo encontrar al amigo de confianza que me ayude a conocer mis felicidades.


martes, 21 de mayo de 2013

Cóctel de cerezas



La fotografía procede de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia

Hoy necesito que tu naturaleza alimente mi cuerpo. Proveerme de tus frutos, solazarme con tu mirada. Días sin verte, sin encontrarme en ti. Horas detenidas consagradas a tu recuerdo. Deseo respirar de nuevo tu aire, encandilarme con tu belleza.

Mi copa se muestra llena y solitaria, ansiosa de sacudirse de tanta somnolencia. Está llena para compartirla contigo, para que mi espíritu se estreche entre tus manos apasionado y libre. Solitaria porqué no estás a mi lado saludando mis sentidos que anhelan los tuyos.

Hace un instante el tintineo de tus nacaradas pulseras dejó una roja cereza en mi copa llena de ansiosos deseos. Está madura, dulce, de carne fresca y bella. Mis labios la han besado, mordido, saboreado pensando en tu cuerpo inmediato.

Esta tarde un cóctel de cerezas nos encenderá en uno.

Germán Soler, mayo 2013

lunes, 20 de mayo de 2013

Comunicando con mi ángeles (6)

La fotografía procede de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia


Semana del 20 al 26 de mayo

Es palpable que nos hace falta mucha energía para vivir con esperanza estos tiempos tan difíciles. Por ello nos llega un ángel de fuego que nos insufla Valor y Libertad. Es preciso ponernos en movimiento. No tiene porqué ser una acción exterior, puede que necesitemos de su energía para poner en movimiento nuestro interior a veces ahogado por las circunstancias. La libertad es uno de los valores más grandes que posee el ser humano. En ocasiones no sabemos utilizarla porque la confundimos con el hacer lo que uno quiera sin poner fronteras, y hay que tener en cuenta que nuestra libertad si que tiene limites, pues acaba donde comienza la de los otros. Se libre desde el respeto a ti mismo.

Flores envueltas en morbosa proposición



Hace poco más de un año me ocurrió un hecho que aún me asombra al recordarlo. Tal vez a vosotros os haya pasado alguna vez, incluso a menudo y os parezca de lo más habitual. En mi caso era la primera vez que recibía una proposición de ese tipo. Lo que os voy a contar es real, no es inventado. El lugar, la situación, la proposición tuvieron lugar una mañana de marzo del año pasado.

Todas las fotografías son de Internet, y no se cita al autor
por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia

Había fallecido un familiar en una ciudad distinta a la que vivo. Estábamos en el tanatorio acompañándole hasta la hora del funeral. En esas que recibo una llamada para que en nombre de los que no pudieron trasladarse encargase unas flores como símbolo de cariño hacia el finado. Pregunté en recepción si podían encargarse de ello, y me dijeron que debido a la escasez del tiempo mejor era que me acercase con el coche a una floristería que estaba a dos calles de allí. Como ya iba vestido para el entierro con traje chaqueta gris oscuro y corbata negra  pensé que tenían razón y que era mejor que me acercase.

Como era a primera hora de la mañana encontré aparcamiento enseguida. Eche sobre mis hombros el abrigo por la cercanía de la floristería y dirigí mis pasos hacia la tienda. Al abrir la puerta sonó una campanilla. De la trastienda salio un hombre de unos cuarenta años, esbozó una sonrisa preguntando en que podía atenderme. Noté como sus ojos me recorrieron de arriba abajo, pero tampoco le di más importancia. Comenté el encargo, pidiéndole un centro de rosas rojas.

-    Lo siento, hoy no he ido al almacén. Así que no tengo. Si te gustan puedo hacerlo con gerberas, lilium, margaritas, gladiolos.... Te aseguro que quedará precioso.

Por la premura del tiempo le dije que me parecía bien, así que cogió un tiesto de barro al que puso espuma verde bien mojada y comenzó a preparar las flores que iba cogiendo de unos cubos que tenía cerca.

-     ¿Puedo hacerte una pregunta?.- me dijo.
-    Sí, claro. Sin problema.- le contesté.
-    Estás casado, ¿verdad?.
-    Si, lo estoy.- Pensé que era evidente al llevar alianza.
-    Pues no se lo cuentes todo a tu mujer, hay cosas que no admitiría.
-    Perdona, pero no entiendo lo que quieres decir. La verdad, es que tengo mucha confianza con ella. Suelo contarle todo.
-    Eres muy guapo, ¿sabes?, y seguro que haces cosillas por ahí. Así que mejor que no se lo cuentes todo porque podrías perderla. Hay cosas que mejor callar, como el que te gusta que te la mamen.

Podéis imaginar mi cara de sorpresa ante tal aseveración. Sería tal, que rápidamente añadió:

-    Como me has dicho que podía preguntarte, me he atrevido a decirte esto.
-    Muy fuerte, ¿siempre tratas así a todos tus clientes?. Además, No busco fuera lo que tengo en casa, estás equivocado. No necesito nada más.

No entendía nada, y para colmo dando explicaciones como al que le pillan con las manos en la masa. Me estaba metiendo en una conversación que estaba derivando hacía peligrosos momentos. Pero en vez de cortar y punto, o simplemente marcharme, me quede quieto, como petrificado. El seguía montando el centro de flores con mucha tranquilidad. De repente, paró, me miró y dijo:

-     A mi me lo vas a decir que se lo que te gusta. Pero no porque te conozca o alguien me haya dicho algo. Es la primera vez que nos vemos, pero veo cosillas, presiento, intuyo, y se que te gustaría que te diese una mamada.
-    ¡Pero tu estás bien de la cabeza!. Por favor termina el centro que tengo prisa y déjate de tonterías.
-    No son tonterías, se que tu crees en las energías, en el más allá. Desde pequeño tengo videncia y por eso lo sé. Como me caes bien voy a poner en el ramo unas spatifilium que tengo allí.

Salió del mostrador para dirigirse a la estantería que estaba detrás de mí. Al pasar por delante alarga su mano tocándome el paquete. Intuitivamente me aparte, pero llego a rozarme, y reconozco que aquella situación me estaba produciendo tal morbo, que mi polla estaba morcillona. Lo que más me asombraba era que en vez de salir huyendo, allí estaba yo aguantando la provocación del florista.

-    Sabía que tenías una buena polla. Me encantaría comérmela. Estamos solos, si te apetece cierro la floristería un momento, y en la trastienda verás lo que es una buena mamada.

Ya con las flores, vuelve a pasar por delante de mi, echándome mano otra vez. Esta vez le esquivo del todo increpándole un tanto airado:

-   ¿Pero que haces? Ya está bien. Esto es una falta de respeto. Estás equivocado, no he estado nunca con un hombre, no me interesa para nada.- Y seguí con una perorata repleta de absurdeces, que ahora pienso que no venía a cuento. Con lo fácil que hubiese sido irme, y asunto zanjado.

Me pidió disculpas por su atrevimiento, insistiendo que el no solía equivocarse cuando veía a un hetero al que le iba la marcha.

-     No lo entiendo es la primera vez que no acierto. ¡Perdóname!, es extraño, porque estoy seguro de ello. Es más, ¿Por qué has aguantado mi atrevimiento?.
-    Porque tengo amigos gays, me cuentan sus cosas, os entiendo y comprendo, pero no me interesa el tema.


Volvió a pedirme disculpas sin dejar de lanzarme piropos que me hicieron sonrojar, hasta el punto que insistí en decirle que no pasaba nada, cuando tenía que estar muy indignado,

-     Gracias por tu comprensión. Cuando te he visto entrar tan guapo con tu traje me has dejado embelesado, y tenía que intentarlo. Por favor, no se lo cuentes a nadie que podría tener problemas con los vecinos y con los propietarios de otros locales comerciales. Hay mucha hipocresía por ahí.
-      No te preocupes, no se lo contaré a nadie. Huyo de los problemas y no me gusta que los otros los sufran.
-     Gracias de nuevo y, ya sabes donde encontrarme si algún día cambias de opinión. ¡Terminado!. ¿Te gusta como ha quedado?
-      Si, está muy bonito. ¡Joder!, tú no pierdes bola.
-     Es que nunca me equivoco, estaba tan seguro…. mejor dejémoslo que me pierdo.

Al despedirnos me tendió la mano. Se la di, cogí el centro de flores y salí de allí con prisa nerviosa, creyendo que no me había podido pasar aquello. Pero era real.

Volviendo al tanatorio pensaba en la situación tan surrealista que había vivido, seguía sin comprender que presintió en mí para proponerme tal cosa. Pero también en como decirle que no había fallado, que me hubiese encantado pasar a la trastienda para que me comiera la polla. Como decirle de mis inquietudes y ganas...

La tentación fue grande, pero uno aún tiene sus dudas por mucho que le excite la situación.




sábado, 18 de mayo de 2013

Hombres al desnudo en el Leopold Museum de Viena


El 18 de mayo se celebra el Día Internacional de los Museos. Todos los días son propicios para visitar un museo, pero si no lo hacéis habitualmente hoy puede ser un buen día por las actividades complementarias que organizan muchos de ellos. ¿Está celebración se convierte en un reclamo? Puede, pero bien hallado sea si lleva a gente a visitar alguno de los maravillosos museos que tenemos.

Particularmente me encanta visitarlos para perderme entre sus salas rompiendo su ordenada composición. Descubrir su vida al encontrar sus miradas. Pensar en el puro devenir del arte con escalofríos de placer, para terminar la visita en la cafetería bajo el aroma de un café, todo el recuerdo de lo visto, y contemplar a los visitantes que comparten el mismo espacio imaginando el porqué de su presencia.

Sabéis que me gusta traeros puntos de encuentro entre el día a día y nuestro sentir bisexual. En esta ocasión he recordado una exposición nada habitual que a principios de este año pudo admirarse en el Leopold Museum de Viena.

Patio del Leopold Museum de Viena
Los responsables del museo organizaron una exposición con el nombre de Hombres al desnudo. Muchas exposiciones han tratado el tema del desnudo femenino en el arte. Por el contrario, el desnudo masculino en el arte es un tema que se ha descuidado, tal vez porque corre el peligro de encasillarse para derivarse a un público gay. Sin duda, con está exposición ello ha cambiado. El museo incrementó en más de un 17% sus visitas durante el periodo en el que estuvo abierta la muestra al contar con obras de artistas de gran nivel como Dürero, Rubens, Cézanne, Rodin, Gustav Klimt, Munch, Giacometti…  


Todas las fotografías son de Internet, y no se cita al autor
por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia
En el patio de la fachada del museo se instaló una imagen de gran tamaño de un hombre desnudo que recortada en cinco fotografías daba relieve y movimiento a las escaleras de la entrada. Todo un reclamo para la exposición que lamentablemente también causo polémica en la civilizada Viena, hasta el punto de que hubo que tapar con una cinta roja el sexo del modelo.


Ya en el interior, la exposición Hombres al desnudo abarcaba desde la Ilustración del siglo XVIII hasta la actualidad, y se completaba con grandes obras de referencia del antiguo Egipto, Grecia y Roma, o del Renacimiento. Partía así desde la antigüedad, como punto de referencia para las imágenes explícitamente sexuales de más adelante. En la muestra se exploraban los diferentes enfoques artísticos, teniendo en consideración los modelos masculinos que posaban compitiendo en los cánones de belleza de cada época, propiciando los cambios en la forma de representar el cuerpo, la belleza y los valores.

Concierto de flauta - Wilhelm von Gloeden, 1905

             Sieben Badende - Paul Cézanne, 1900
Había secciones dedicadas a los retratos de los bañistas masculinos de finales del siglo XIX, o los autorretratos desnudos de los expresionistas Egon Schiele y Richard Gerstl y el cambio en la percepción del desnudo masculino a partir de 1945 con obras de Maria Lassnig, Andy Warhol, Alfred Hrdlicka, Günter Brus, Robert Mapplethorpe, Keith Haring y Heimo Zobernig.



Diversas asociaciones nudistas austriacas solicitaron que un día se pudiese contemplar la exposición desvestidos. La dirección del museo no lo dudo, como decía su portavoz somos una galería liberal y nos pareció bien. El día 18 de febrero se dió tan singular visita en la que unos trecientos nudistas, entre lo que había mujeres, pudieron admirar las obras de la misma forma en la que los artistas representaron a sus modelos. Por una vez, los cuerpos desnudos no solo se vieron expuestos en la salas de un museo, también andaron con naturalidad por sus espacios como vinieron al mundo.  Os dejo un enlace donde poder ver un vídeo que recoge la visita:
http://www.eitb.com/es/get/multimedia/embed/id/1262244/tipo/video/" width="458" height="268" 



La exposición no ha estado exenta de polémica y protestas que llevaron hasta la autocensura por un cartel promocional con un desnudo integral de tres hombres que daba a conocer la muestra. La foto fue motivo de tantas llamadas de protesta, tanto de mujeres como de hombres, que el museo decidió cubrir los genitales con una llamativa banda roja en muchas de las copias distribuidas por la ciudad. Curiosamente cuando se produjo meses antes la muestra sobre el desnudo de la mujer no ocurrió nada de todo esto. Otra muestra de la hipocresía de la sociedad en la que vivimos.


jueves, 16 de mayo de 2013

Tarde de tormenta leyendo a Kavafis


Esta tarde de tormentas preñadas he buscado en los estantes un libro que aligerara mis horas. Mis dedos han asido un libro del poéta griego Kostantino Kavafis. Uno de ellos, el que lleva por nombre Desde las nueve, me ha traído un pasado de placer atrevido y, para recordar. Pero también nuestro obligado silencio al no encontrar amigo con el que hablar de nuestra bisexualidad de hombres casados.


Doce y media. Rápido pasó la hora
desde las nueve cuando encendí la lámpara
y me senté aquí. Sin leer he permanecido
y sin hablar. ¿Con quién hablar
enteramente solo en esta casa?.

El espectro de mi cuerpo joven,
desde las nueve cuando encendí la lámpara,
vino y me encontró y me recordó
aposentos cerrados, perfumados,
y pasado placer -¡qué atrevido placer!
Y también me trajo ante los ojos,
calles que ahora son inconocibles,
locales llenos de movimiento que se extinguieron,
y teatros y cafés que alguna vez existían…..



Konstantino Kavafis, 1863-1933
Cavafis fue una de las figuras literarias más importantes del siglo XX. Su atípica temática —fuertemente urbana e introspectiva, y sin tapujos acerca de la orientación homosexual del poeta— demoró su aceptación, pero lo convirtió luego, en la década de 1960, en un icono de la cultura gay. En este año se cumplen 150 de su nacimiento. Su poesía se mantiene viva, humana, ingeniosa. Mirad sino la belleza de sus palabras, la altura que toman. Estoy convencido de que os sentiréis plenamente identificados con situaciones, momentos y escenas descritas.



Todas las fotografías son de Internet, y no se cita al autor
por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia


Jura - 1905

Jura una y otra vez rehacer su vida.
Pero cuando llega la noche con sus consejos,
sus compromisos y promesas,
cuando la noche llega con la fuerza
de un cuerpo que pide y necesita
él retorna, perdido, a su fatal deseo.




Fui - 1905

Nunca me contuve. Me di completamente y fui.
Me di a aquellos placeres que eran casi realidad
y estaban en mi mente;
me di a las vibrantes noches
y bebí un vino fuerte
como sólo los valientes beben del placer.








La vitrina del estanco - 1907

Frente a la iluminada vitrina de un estanco
junto a otros, se detienen.
De repente, sus miradas se cruzan
mostrando, tímidamente, sus deseos.
Luego, caminando hacia la acera
sonríen, aceptándose.

Después, el coche cerrado…
El cálido contacto de la carne,
el abrazo de los labios y las manos.





Una noche 1907

La habitación era barata y sórdida,
oculta sobre la dudosa taberna.
Desde la ventana podías ver la sucia
y estrecha callejuela. Desde abajo
venían las voces de algunos obreros
que jugaban a las cartas y se divertían.

Y allí, en esa pobre y usada cama
tuve el cuerpo del amor, tuve los labios
voluptuosos y rosados de la embriaguez,
rosados de tanta embriaguez
que ahora, cuando escribo, después de tantos años,
en esta casa solitaria vuelvo a estar borracho.




Su principio - 1915

Su ilícito placer
se ha consumado. Se levantan
y rápido se visten sin hablar.
Salen separados, furtivamente, de la casa,
y mientras bajan la calle van inquietos,
sospechan que algo delata
en qué clase de cama yacieron hace poco.

Pero cuánto ha ganado la vida del artista.
Mañana, pasado mañana, años después
serán escritos los versos
que aquí tuvieron su comienzo.



En la mesa vecina - 1918

Tendrá ventitrés años,
sin embargo, que seguro estoy hace veintidós
gocé este mismo cuerpo.

No es que me excite mucho.
Hace sólo unos minutos entré al casino,
no he tenido tiempo de beber mucho.
Yo he gozado ese cuerpo;
si no recuerdo dónde, eso no importa.

Ahora, cuando se sienta a la mesa,
reconozco cada movimiento, y bajo sus ropas,
veo de nuevo los miembros que amé, desnudos.



Que permanezca - 1918

Serían la una de la mañana
o la una y media.
En un rincón de la taberna
completamente vacia, a excepción de nosotros,
delante del biombo de madera
una lámpara de aceite apenas alumbraba.
Cerca a la puerta dormía el cantinero
que nos había atendido hacía un momento.

Nadie podía vernos.
Pero estábamos tan excitados
que poco nos habría importado.

Nuestras casi sueltas ropas -no llevábamos
muchas- era un maravilloso
y cálido julio;
el deleite de la carne a través
de nuestras ropas medio abiertas,
-el breve desnudamiento de los cuerpos-
Una visión que vuelve después de veintiséis años
y permanece en el poema.





Recuerda, cuerpo… - 1918

Cuerpo, recuerda no solo cuánto fuiste amado,
no tan solo las camas en que te acostaste,
sino también aquellos deseos que para ti
refulgían en ojos palmarios
y que temblaban en la voz, y que algún
obstáculo fortuito malogró.
Ahora que ya todo está en el ayer,
parece casi como si te entregases
también a aquellos deseos; cómo refulgían,
recuerda, en los ojos que te veían;
cómo, por ti, temblaban en la voz, recuerda, cuerpo.



Todas las fotografías son de Internet, y no se cita al autor 
por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia

lunes, 13 de mayo de 2013

Comunicando con mi ángeles (5)



La fotografía es de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia

Semana del 13 al 19 de mayo

Esta semana nos llega la fuerza de un ángel de agua para que abramos nuestro corazón y nos dejemos inundar con su fuerza sanadora. Su mensaje  nos dice que nos trae Dicha y Plenitud Interior. Ha llegado el momento de nuestro renacimiento interior. Para ello necesitamos sumergirnos en nosotros mismos, como si lo hiciésemos en el agua pura del manantial, para renacer llenos de alegría, calma, paz. No es complicado, respira tres veces, visualiza a tu lado al ángel y déjate llevar entre sus extendidas alas hasta las profundidades de tu ser.

jueves, 9 de mayo de 2013

Masculinidad estrechada




La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el enlace el lugar de origen, su autoría y procedencia

Me gusta que un hombre sea hombre. Me gusta deslizar mi mano por su piel desnuda a la vez vestida de bellos vellos. Me gusta estrechar entre mis brazos su masculinidad marcada. Quizás sea debido a mis preferencias por las mujeres, a esa bisexualidad ya aprendida y aceptada, que me guste un hombre normal. 

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el enlace el lugar de origen, su autoría y procedencia



















La fotografía es de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el enlace el lugar de origen,
 su autoría y procedencia
Supongo que os preguntareis ¿qué es para mí un hombre normal? Para mi un hombre normal es un hombre que huela a agua. Un hombre que cuide su imagen, como dijo Machado, sin que se descuerne luchando en la idea. Un hombre que se muestre hombre con sus amigos, en el entorno que pisa, en el que habla y piensa. Las modas están llevando a feminizar en extremo a muchos hombres, hasta se acuñó un nombre para aquellos que cuidan su imagen corporal en exceso, los metrosexuales. Es bueno utilizar cremas hidratantes, exfoliantes o antiarrugas, pero no retocar hasta deformar el rostro privándole de la sabiduría que le otorga el paso de los años.

A mi no me gusta que un hombre se depile en su totalidad, cuando los he visto en las playas nudistas o en las revistas me recuerda al cuerpo de un puber, incluso al de un niño, y no puedo dejar de pensar en todo lo que ello conlleva. En esos casos miro sin ver. Se que a otros les ocurre exactamente lo contrario. Cada uno tiene un gusto y respeto los de los otros, pero para mi una piel sin pelos es la de una dulce mujer, suave y abierta a los amoríos.

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el enlace el lugar de origen, su autoría y procedencia

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el enlace el lugar de origen, su autoría y procedencia

Y si ese hombre lleva barba, bien sea poblada o de solo unos días. no os extrañéis que me sublime con solo verle.



martes, 7 de mayo de 2013

Abrazarte es dar sentido a mi vida


La fotografía es de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia


Abrazarte es dar sentido a mi vida. Me gusta rodear tus bancales con mis brazos llenos de negros estambres. Entonces se mueven las pasiones en mi boca y mi virilidad choca con tus abiertas curvas buscando andar en tu valle. La tarde se vuelve dulzona de sol y gloria. 



La fotografía es de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia


Abrazarte con mi mano cubriendo tu pecho, mi boca cercando la tuya. Tu aliento confundiéndose con el mío, tu tibio anhelo que reluce en la tarde de mayo. Anhelo dorado, verde donde se cruza, ramaje yerto que me atenaza y espejea.



La fotografía es de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia


Abrazarte fundiéndome en ti, sintiéndote viva, abstrayéndome en los bucles de tu negra cabellera. A tu sombra quiero crecer en vida, sin importar un día, el mañana o el ayer. Evoco en sueños nuestros momentos de entrega, de amor nacido bajo la hermosura de la juventud.


La fotografía es de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia


Abrazarte dejando un beso en tu cuello de hermoso corcel. Fuerte, aguerrido, pasional, brillante, ligero en el trote, amoroso en la pasión. La tarde esta cayendo vistiendo de blancos oros las ventanas de nuestro presente. Son de mayo sus rayos, caminan por nuestra casa buscando asiento en nuestros cuerpos ardientes de deseo.

Abrazarte es dar sentido a mi vida.

Germán Soler

lunes, 6 de mayo de 2013

Comunicando con mis Ángeles (4)



La fotografía es de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia

Para la esta semana os hago llegar el Ángel de la Paz y Estabilidad. Su mensaje es claro, debemos aquietarnos, reflexionar ... es preciso hacer una pausa para recibir la energía necesaria para iluminar la situación, pues es tiempo de materializar, de dar estabilidad a nuestras percepciones, deseos y anhelos envueltos con la paz que emana del amor.

viernes, 3 de mayo de 2013

Necesitado de tu piel



La fotografía es de Internet, y no se cita al autor
 por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia

Hacía días que ardía en deseos de sorber tu piel, de recorrerla con mis traviesos dedos. Necesitaba tocarte, perderme en el paisaje de tu cuerpo, sentir que mi tenaza atrapa tus ardientes ascuas. Es cierto que mi impetuosidad está fermentada por tu fuego, él que hace latir mi corazón, el que alimenta mi interior.

De ese fondo, removido por el viento, preciso se me hacía hacer mío tu cutis hermosamente pálido, tus finas manos creadoras de placer, tu boca jugosa, tus cabellos de oloroso azabache, tu idealidad femenina.  

No quería renunciar a tu deseable cuerpo, a tu generosa alma, a tu sonrisa tan dulce como la miel, a la alegría que recorre mi casa.

Anhelaba saciarme de tu abierta naranja, saborear las olivas de tus pezones, degustar el chocolate caliente de tu piel con mi ansiosa lengua.

Anoche miles de estrellas formaron tu nombre en el abierto cielo. Un soplo de brisa te trajo para fundirte con mis deseos.   

El amor es la esencia de la vida, y yo, la he encontrado en ti.

Germán Soler