UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

viernes, 26 de abril de 2013

¿Para un hombre casado el complemento está en otro hombre casado?



La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por
no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia



He encontrado estas fotos de dos hombres fundidos en sus cuerpos. Entregados a la pasión que les une. Son similares a muchas otras que muestran ambientes llenos de amor, afecto y deseo. Incluso las hay mejores, pero para mi estas son diferentes. En sus manos llevan el anillo que les identifica como hombres casados. Una imagen, un anillo, un sentimiento de amistad que ha hecho que profundice en su significado.

Al que se entrega a estos pensamientos cree que para un hombre casado el complemento está en otro hombre casado. Es el que mejor puede comprenderle, pues comparte con él mismas situaciones. Una mujer a la que ama, unos hijos a los que adora, una familia o unos amigos que desconocen sus ganas de hombre. Gente imprescindible en su día a día pero en los que no puede confiar su situación por mucho que lo haga en otras parcelas de su vida. Supongo que lo hacemos porque les queremos tanto que no deseamos hacerles daño, o simplemente perderles si fuesen sabedores de nuestra doble capacidad de estar.

Soy de los que opina que un hombre casado encuentra en otro hombre casado un amigo que le escuche, que no le juzgue ni condene por buscar fuera de su hogar el abrazo que nunca va a encontrar allí.

Un hombre casado encuentra en otro hombre casado el amigo en el que confiar, al que transmitirle sus deseos, necesidades y al que ofrecer también su apoyo ante momentos de desazón.

Un hombre casado encuentra en otro hombre casado la plenitud de ese espacio que le lleva a ser otro, un espacio que pide a gritos ser llenado por el amor de la amistad, no por el enamoramiento, para llenarlo de confianza, pasión, deseo y complicidad.

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por
no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia

Hay que ser realistas, ese enamoramiento puede darse por mucho que de entrada se pongan barreras. La mayoría, por mucho dolor que sientan, permanecerán con sus familias dejando de ver a esa persona que les motiva y anhela. Pero los habrá que decidan romper con todo, porque han encontrado la persona que les complementa de verdad, por la que sienten profundo amor.

Prefiero un hombre casado con todos sus defectos y todas sus virtudes. Es como si me mirase en un espejo, en cambio la mayor de las veces que un hombre casado conoce a un gay, es como mirarse en un espejo sin capa de metal reflectante, pues no entiende que el casado tenga unas necesidades concretas como hablar de su cotidianidad. Es más, no entiende como puede seguir casado con lo que disfruta cuando esta con él. Hay quien intenta ocupar el sitio de tu mujer, aunque los hay también que respetan tu situación, pero sin querer que les cuentes trivialidades familiares.

Es claro que la respuesta a la pregunta es desde mi punto de vista afirmativa, ya que me gustaría encontrar en un hombre casado a un amigo que llene mi intimidad con las palabras, los pensamientos y las acciones que le sean más cotidianas. Ellas serán también las mías.

Germán Soler

22 comentarios:

  1. Como bien dices, a veces el enamoramiento es inevitable, y no eres consciente de haberte enamorado hasta que un día por cualquier motivo ese amigo se ausenta. La pregunta es: ¿conviene poner el freno o hay que tratar de vivir intensamente esta nueva situación?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El corazón te lo dirá. En estos momentos, personalmente pondría el freno, pero nunca se puede decir de este agua no beberé. Conozco a algunos amigos que encontraron en ese hombre su verdadero amor, dejando a su mujer para iniciar una vida totalmente distinta, que les ha hecho felices. En casos como estos no se puede, ni debe aconsejar.

      Eliminar
    2. Amigo, siento decirte que no siempre es esa la mejor opción, sobre todo cuando el corazón entra en conflicto con la razón. Te lo digo por mi propia experiencia

      Eliminar
  2. La mayoría de casados compartimos ilusiones, fantasías y deseos, por eso siempre buscamos en ellos la compañía que necesitamos. El problema viene cuando te das cuenta que sin querer te vas enamorado, Ahí es cuando te cuestionas la pregunta del amigo Morcillo, soy de los que pondría freno, pero aun así, me parece una decisión muy difícil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Victor, compartimos mismos planteamientos. Tu mismo dices que la decisión sería muy difícil, y yo, así lo creo, por ello insisto en decir que el momento nos lo diría.

      Eliminar
    2. Victor creo que no hay respuesta correcta para la pregunta. Yo estoy de acuerdo con parte de la letra de esa canción que dice:
      El amor es una enfermedad que una vez contraída no se cura y por más que uno quiera perdura y se contagia con facilidad
      Sólo si lo ves venir podríamos poner el freno y aunque la situación nos indicara que era factible echar hacia adelante, tampoco cuentas con la garantía de que todo va a salir bien. Como tengas la mala suerte de enamorarte inesperadamente, sea lo que sea que elijas, vamos a sufrir seguro.

      Eliminar
    3. hola muy interesante el tema.No sabía que existían este tipo de espacios y me parece genial.
      Comparto la misma situación y la verdad nunca me he atrevido a nada por temor a perder todo lo hermoso y grande que hasta el momento la vida me ha dado.

      Eliminar
  3. Muy cierto, como lo es la inmensa crisis emocional que se puede avecinar si lo físico pasa al plano afectivo... Lo he experimentado y nada bien lo pasé...

    Justamente les dejo un link de un libro que acabo de escribir

    Volando al sur es el primer relato de una serie denominada RELATOS DE UN HOMBRE CASADO, en el que su protagonista Gonzalo, nos cuenta en primera persona y de manera explícita sus experiencias vividas en un prolongado viaje de trabajo en la Patagonia, en el que se entrelazan inesperadas relaciones de compañerismo, amistad y sexo, desenmascarando y dejando emerger los más ocultos deseo reprimidos, propios y ajenos.
    Gonzalo nos sumerge dentro de los instintos más primitivos de la sexualidad humana, relatándonos situaciones que transcurren dentro y fuera de su matrimonio; exponiendo sus experiencias vividas en la exploración de su bisexualidad y llevándonos a transitar los caminos que se atreve a recorrer, sin tapujos y sin inhibiciones.
    Con la intención de no debilitar el carácter salvaje del relato, el autor hace uso del lenguaje habitual y vulgar que utilizan los hombres de Buenos Aires al hablar o al estar inmersos en situaciones sexuales, más allá de condiciones culturales, sociales o económicas.


    Dedicatoria
    A todos los hombres que se animan a experimentar los placeres del sexo, sin inhibiciones y sin tapujos

    G. Narvreón

    http://www.bubok.com.ar/libros/198278/Relatos-de-un-hombre-casado--Volando-al-sur

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cruzar la línea que separa lo físico de lo anímico, es decir, llegar al amor, es complicado si no hay correspondencia entre los dos. Uno puede verse atrapado entre dos mundos. Interesante el libro. Había pensando en hacer algo parecido. Gracias.

      Eliminar
  4. http://gnarvreon.blogspot.com.ar/2015/04/me-presento.html

    ResponderEliminar
  5. Soy casado es muy conplicado esto me gustaria contactarme con alguien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te he dejado mi mail en otra entrada, pero por si acaso no la has visto te lo dejo de nuevo, apoteosi248@gmail.com.

      Eliminar
  6. Es muy complicado cuando uno lleva una vida ante todo mundo como una persona seria y recta en serio por favor me gustaría contactarme con alguien que esté pasando por lo mismo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos más que muchos los que vivimos tu misma situación, no dudes en contactar conmigo. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Es muy lógica tu postura. Tener una relación extramatrimonial es andar al filo del abismo; podés pasar buenos momentos o de pronto darte cuenta de que la persona que te complementa por completo no es la que te espera en casa todas las noches. Y eso es terrible, porque por más amor que sientas querés muchísimo a tu pareja y además estás acostumbrado a esa relación. A mí me pasó algo parecido, pero menos jodido: estuve de novia dos años y me enamoré de otra persona. Da mucha tela para cortar este tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Han pasado dos años y medio de este escrito, y aunque sigo opinando lo mismo, en mi caso no lo he llevado a la practica. Amo a mi mujer y no me gustaría tener movidas como la que tu viviste, que de seguro sería amarga para ti.

      Me alegra compartir contigo opiniones. Para mi es importante como una mujer vive su bisexualidad. Sigo por ello tu blog. Un beso.

      Eliminar
    2. Germán, recién leo tu comentario y me genera una duda... ¿Nunca te has involucrado afectivamente con un hombre o nunca te diste el permiso de experimentar tu bisexualidad?

      Eliminar
    3. Afectivamente no, si te refieres a enamorarse. Nunca se ha dado el caso.

      Eliminar
  8. hace unos días que descubri este blog, estoy en esta situación y me gustaría encontrar a alguien para tener esa complicidad, es muy difícil, no hay manera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir. Es complicado, porque hay mucho miedo a comprometerse, pero no es imposible. Espero que lo encuentres.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hasta el momento, he mantedido relaciones con dos chicos casados, para ambos (me consta que no me han mentido en esto)eran la primera vez que sexualmente se iniciaban con otro chico, es decir conmigo.
    Sinceramente, no sé si volvería a estar de nuevo con alguien casado, y me explico: Aunque todo estaba "aclarado y pactado" desde el principio y mi naturaleza de esclavo sumiso aceptó todas las reglas... todo marcha bien mientras yo sea "el otro" en la sombra, una presencia que no pide ni exige nada, discreción total y ausencia de problemas. Insisto, todo marcha bien hasta que aparece otro macho alpha competidor e impone sus nuevas reglas. Ahí es donde me lo han hechopasar muy mal, pues lo que hasta entonces era todo comprensión, sólo sexo y nada de compromisos ni ataduras sentimentales, se convierte en una verdadera pesadilla.

    ResponderEliminar
  10. Pues si debe serlo soy bisexual, si bien ultimamente mantengo más relaciones homo, disfruto más es la verdad y viene al caso por la cantidad de hombres casados que tienen "amigos" para sexo yo mismo he estado liado un tiempo con un casado hasta que cambio de ciudad y bien que disfrutabamos en nuestros encuentros.

    Bueno y de hecho yo también empecé estando casado.

    Me ha gustado tu post

    ResponderEliminar