UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

jueves, 11 de abril de 2013

Comunicando con mis Ángeles


La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia


Al despertar, ahí está mi Ángel. Al dormir, ahí está mi Ángel. Amo a mi Ángel. El, ellos, son los guardianes de mis sueños, se ocupan de mis realidades y anhelos, dándoles forma, escenario, color, imagen, realidad.

Ellos saben lo que en verdad es bueno para nosotros, evitando que caigamos en el incierto de la oscuridad y la desazón. Por muy mal que nos sintamos, por muy dura que sea la situación que vivimos, debemos pensar y creer que todo puede cambiar a mejor, tan solo tenemos que dejarnos llevar por sus alas de espuma y cielo.

Todas las mañanas enciendo un incienso, una vela blanca y…… juego con él, meditamos, charlamos, sentimos, lloramos o reímos. Somos uno. Ambos sabemos que dejando el mundo convencional aparece el mundo de la autenticidad. Es el lugar donde comenzar a fraguar el presente para construir el futuro que deseamos vivir.

Ellos no podían faltar en este blog en el que expreso mi mundo interior, tan pleno de sentimientos e inquietudes, ya que forman parte de mí. Espero que visiten estás paginas a menudo llenándolas de nuevas energías y mucho amor, para que vosotros también sintáis el aleteo de la felicidad.

Gracias Ángeles.                   

   

2 comentarios:

  1. Todos sin excepción alguna tenemos un ángel que nos acompaña, nuestro ángel de la guarda. El es nuestro amigo y confidente, con el establecemos una relación desde el corazón, basada en el amor, la confianza, las palabras cálidas, tiernas y un deseo de sentir su presencia, escuchar su mensaje y aplicarlo a nuestras vidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se podía expresar mejor. Esa es la realidad, aunque muchos no quieran escucharle o sentirle, o no hemos querido en un momento de ausencia, porque es más cómodo tener la razón, por mucho que estemos equivocados.

      Eliminar