UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

sábado, 23 de marzo de 2013

Sábado de melancolía y sueños



El sábado puede convertirse en un accidente deliberado, en un guardián del presente, o en un talismán del futuro. Hoy prefiero pensar en ese futuro, apartando del momento aquello que me hace sufrir. Pero por mucho que lo intente, me cuesta.

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse
en el lugar de origen su autoría y procedencia
¿Porqué has de estar tan lejos? Sí, sé que he de ser capaz de recorrer el espacio que nos separa para poder inventar el futuro. Pero cuesta cuando todo parece romper los deseos.

No entiendo nada de lo que circula a mí alrededor, al viento no lo comprendo, ni al sonido, ni al rumor de la luna. No oigo lo que me traen envuelto en tu aroma.  

Necesito tanto tu palabra, tu aliento, tu beso, que me desespera todo, pero no quiero hablar de destrucción, sino de renacimiento y vida. La que me espera a un paso, la que me queda por vivir con amor y anhelo a tu lado, la que me hizo quererte desde el momento en que te vi.

Sábado por la tarde, tiempo de amor, de vivencias o de melancolías. Hace frío para salir en esta estrenada primavera, y encerrado en casa uno sueña con lo que más desea. Tu cuerpo de rosa y seda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario