UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

lunes, 25 de marzo de 2013

Ilustraciones de Cocteau para el libro Querelle de Brest de Jean Genet


Dibujo de Jean Cocteau, 1947
Jean Cocteau dibujo para el libro Querelle de Brest  de Jean Genet, editado el año 1947 una serie de ilustraciones que sesenta y seis años después aún resultan turbadoras. A mi me parecen geniales y solo de pensar en la época que están trazadas, las circunstancias que las plasmaron, las vivencias de su autor, me hacen fascinar aún más al admirarlas. Todo un homenaje a aquellos hombres que fueron precursores de la libertad.

Apasionante fue la vida de Cocteau, cineasta, poeta, ilustrador francés. Sin duda, su colección de dibujos eróticos aun hoy escandaliza a mentes estrechas.

La escritora Zoe Valdés los describe perfectamente en su blog (zoevaldes.net) en un post que lleva el titulo de Ellos. Dibujos eróticos de Jean Cocteau:

"Volvamos a lo concreto, a este hermoso libro de arte de Jean Cocteau (1889-1963) que reúne sus mejores dibujos eróticos, presentados por Annie Guédras, publicado por Le Pré aux Clercs, 143 páginas. Volvamos a lo que pone a todo el mundo, o a casi todo el mundo, de acuerdo, volvamos, pues, a las pichas tarambanas, a los toletes de orilla, a las cabillas marineras, a las morrongas de puerto, a los tubos de Querelle de Brest, a las yucas bobas que se van despertando del letargo de la víspera, a las mandarrias eufóricas, volvamos a la cosquilla de la malanga y el cariño, que estas maravillas como juguetes rabiosos, ay, Robert Arlt ¿sería mariquita?, seguro, con un buen té de monje, es lo que levanta a los muertos de Père Lachaise".












domingo, 24 de marzo de 2013

Querelle


En mi etapa de estudiante frecuentaba un cinestudio donde poder ver películas de autor. Me gustaba adentrarme en aquellos personajes tan extremos. Aprendí mucho con aquellas películas que para mis amigos eran unos auténticos tostones, así que acabe yendo solo.

Cartel de la película
Todas las semanas compraba la Cartelera Turia, en la que repasaba toda la oferta cultural de Valencia. Un día de 1982 me sorprendió ver el anuncio de una película de Rainer Werner Fassbinder basada en una novela de Jean Genet de 1947, Querelle de Brest. Recuerdo que me sentí atraído por el cartel de la película y aquella nota publicada en la cartelera en la que se hablaba de un mundo sórdido en el que se mezclaba deseo y violencia.

Una desgarradora historia en la que se da una desoladora reflexión sobre la homosexualidad y su vínculo con la criminalidad. Me sorprendió la exuberante puesta en escena con aquellas gamas de colores rojos y dorados, pero sobre todo escenas que rozan la pornografía. Salí impresionado por todo lo que había visto en el metraje, sobre todo por la interpretación de Brad Davis en el papel de Querelle, Jeanne Moreau en el de madame y Franco Nero en el de capitán del barco.

Brad Deivis como Querelle


Os la recomiendo, aunque estoy seguro que la habéis visto alguna vez. Si no es así, os acerco una sinopsis de la película que nos centra en el bello marinero Georges Querelle. Junto a la tripulación de su barco, el Vengeur, ha recorrido todo el mundo. Pero Querelle es también un ladrón y asesino cuando llega a tierra, además de traficar con opio con el dueño del Feria, un burdel de la ciudad portuaria de Brest, y un policía también gay.

Querelle asesina a su cómplice y compañero de tripulación Vic en un acto mezclado de deseo y violencia. Para suerte de Querelle, un capataz de la construcción de Brest llamado Theo muere asesinado por uno de los miembros de su cuadrilla de obreros llamado Gil, como rechazo a las frecuentes humillaciones sociales y sexuales sufridas. Gil se esconde de la policía, y Roger -hermano de Querelle, amante de Lysiane la madame del burdel Feria y enamorado de Gil- establece un contacto con el marinero, quien promete ayudarle a escapar de la policía.

La relación entre Gil y Querelle se convierte en una relación de amor. Querelle siente una atracción especial por Gil, al considerarle del mismo rango que él: un asesino. Sin embargo, Querelle traiciona a su amado avisando a la policía sobre el plan de fuga que le ha preparado y guardando el anonimato.








En paralelo se dan otras escenas como las que muestran al patrón de barco llamado Lieutenant Seblon, enamorado de Querelle, por su perfección y su instinto asesino, protegiéndole de la justicia.


Franco Nero en el papel de Lieutenant Seblon




La adaptación surrealista de Fassbinder consigue alcanzar el nivel de dramatismo y abstracción de la novela original de Genet, escritor homosexual y protagonista, a su vez, de varios episodios delictivos juveniles. Una novela que cuenta con unas impresionantes ilustraciones realizadas por Jean Cocteau y que merecen una entrada aparte.

Fue el trabajo final de Fassbinder y, según sus propias palabras, la película más importante de su carrera como director de cine. 

Cuando la vi desconocía que esta película era de temática gay, y más aún que con el tiempo se convertiría en un icono del cine gay. Ahora que pienso, ¿por qué no me he olvidado de ella? Quizás sea porque en el fondo ya tenía entonces ciertas inquietudes ocultas durante todos estos años en lo más hondo de mi ser o porque me sedujo la interpretación del actor Franco Nero en su papel de hombre enamorado de otro hombre, tan lleno de masculinidad.











sábado, 23 de marzo de 2013

Sábado de melancolía y sueños



El sábado puede convertirse en un accidente deliberado, en un guardián del presente, o en un talismán del futuro. Hoy prefiero pensar en ese futuro, apartando del momento aquello que me hace sufrir. Pero por mucho que lo intente, me cuesta.

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse
en el lugar de origen su autoría y procedencia
¿Porqué has de estar tan lejos? Sí, sé que he de ser capaz de recorrer el espacio que nos separa para poder inventar el futuro. Pero cuesta cuando todo parece romper los deseos.

No entiendo nada de lo que circula a mí alrededor, al viento no lo comprendo, ni al sonido, ni al rumor de la luna. No oigo lo que me traen envuelto en tu aroma.  

Necesito tanto tu palabra, tu aliento, tu beso, que me desespera todo, pero no quiero hablar de destrucción, sino de renacimiento y vida. La que me espera a un paso, la que me queda por vivir con amor y anhelo a tu lado, la que me hizo quererte desde el momento en que te vi.

Sábado por la tarde, tiempo de amor, de vivencias o de melancolías. Hace frío para salir en esta estrenada primavera, y encerrado en casa uno sueña con lo que más desea. Tu cuerpo de rosa y seda.

viernes, 22 de marzo de 2013

Mi amigo, el que escucha mis silencios.


Ayer en la tarde caminaba por la orilla del mar buscando tu presencia, hasta mis huellas eran borradas por el agua traviesa. Envuelto en mis silencios, me he quedado anhelando verte en mis ojos de agua y vida.



La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse 
en el lugar de origen su autoría y procedencia

jueves, 21 de marzo de 2013

Masaje tántrico


La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia

No soy tántrico, ni fisio, ni terapeuta. Pero tengo inquietudes por conocer las filosofías orientales, practicar yoga, relajación, interiorización sensorial, o que me den un buen masaje relajante o descontractual cuando lo necesito.

Suelo acudir a un terapeuta con el que tengo mucha confianza, así que en una sesión le pregunte por el masaje tántrico, del cual había leído al respecto en Internet  Sin dudar, me recomendó que me diese un masaje tántrico. Añadió que desconocía si mis relaciones sexuales eran satisfactorias, pero que con ese masaje sin duda serían más intensas. Busque información sobre algún centro o masajista tántrico, y después de mucho pensarlo, porque en realidad me daba un poco de apuro que estuviésemos los dos desnudos por no saber si podría controlar mi reacción, llamé para concertar una visita a la que acudí un tanto nervioso, pero al abrir la puerta el maestro tántrico, me transmitió tanta paz que me deje llevar por él relajándome al máximo.

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia
La habitación estaba en penumbra iluminada con muchas velas. Un incienso aromatizaba el ambiente. Me pidió que me desnudase y que me tumbara boca abajo. En unos segundos estaba junto a mi totalmente desnudo. No se como lo hizo, pero fue muy rápido. Reconozco que me dio mucho morbo la situación, pero en unos segundos, al iniciar el Ritual por el cual nos enseñan lo que es la respiración Tantra que nos ayudará a mover y controlar la energía sexual no solo durante la sesión sino en nuestra vida íntima, desapareció todo ese morbo para pasar a disfrutar de un sinfín de sensaciones maravillosas. A esa altura ya había perdido todos mis miedos y tabúes.

El masajista realizó una serie de rituales de honor sexual para sincronizar su energía vital y sexual con la mía. Con un masaje muscular Tántrico-Erótico me relajó al máximo trabajando todos los músculos desde la cabeza, cuello, espalda, zona lumbar, glúteos, piernas, ante-piernas y pies. Así mismo, activó las zonas erógenas a través del masaje, desbloqueando canales de energía sexual al trabajar en la generación de una energía muy especial. Erotizó mis sentidos a través de la activación de meridianos de energía sexual al igual que las zonas sensuales,  para seguir con un masaje Tantra en la zona púbico genital en lo que es la vulva perineal, testículos, escroto, base del pene, conducto seminal y glande. Como podéis imaginar estaba excitadísimo con una erección total. No era para menos con sus movimientos cuerpo a cuerpo, sus manos recorriendo mi piel. Me había advertido de ello, incluso me dijo que aunque el orgasmo no es la finalidad de este masaje, que si llegaba debía dejarme llevar. Confiaba plenamente en el. 

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia
Con varios pases tántricos me elevó sexualmente a lo que es la fase sexual de meseta que es justo antes de eyacular. A pesar de mis temores, no llegue a hacerlo. El mismo procedimiento se repite en varias ocasiones con el fin de generar bastante energía sexual, para que aprendamos a controlar esa energía sexual y que podamos experimentar lo que son los orgasmos corporales y el placer exquisito.

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia
Los hombres normalmente nos olvidamos que nuestra cavidad anal es un órgano sexual más, en el cuál tenemos cinco puntos sexuales además de varios puntos eróticos que cada uno guarda en la cavidad anal. Me vi sorprendido con un masaje directo en lo que es el punto G, la zona G, el puente de placer, la retrocavidad y en los labios anales. Masajeó, estimuló y activó sexualmente esa zona. Era la primera vez que alguien estimulaba ese punto, y la verdad es que me dio mucho placer, así que mi cuerpo respondió a tanta activación  experimentando lo que son los orgasmos hacia a dentro o retro-eyaculaciones. ¡Ufffff! ¡Fantástico!.

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia
Toda esa energía sexual acumulada en la zona púbico genital y en zonas sensuales, se desplaza hacia todo el cuerpo con el fin de que esa energía este re-distribuida y sintamos como esa energía sexual es tu misma energía vital, y eso ello se consigue a través del Orgasmo de Cuerpo Entero. La sesión finalizó casi dos horas más tarde con un ejercicio de respiración Tantra para mover de manera consciente la energía y quedar totalmente relajados. Unos momentos tumbado en el tatami,  y tras agradecerle aquellos momentos de sumo placer conversando sobre lo que había experimentado, me vestí pausadamente, sin prisas. Estaba satisfecho de que no hubiese habido final feliz, tampoco es lo que se busca o pretende. Hay que recordar que el masaje tántrico es muy serio, que no es sexo, que se da tanto a hombres como mujeres y que es fascinante.

Si no lo habéis experimentado espero que os decidáis pronto. Es una experiencia increíble, no solo en ese instante, sino en nuestras relaciones futuras. 


viernes, 15 de marzo de 2013

Fallas de Valencia 2013



La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia
Más de cincuenta poblaciones de la Comunidad Valenciana celebran entre el 15 y el 19 de marzo la fiesta de las Fallas. De entre todas destacan las de la ciudad de Valencia, el maravilloso lugar en el que vivo.

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia
Los valencianos celebramos la llegada de la primavera de esta singular forma, quemando todo aquello que nos ha aprisionado, de todo lo malo que hemos acumulado durante todo un año. Impresionantes monumentos se levantan en las calles donde la crítica y la sátira juegan un gran papel. Porque las fallas son en realidad critica social con desbordado sentido del humor, ingenio y mucha gracia. Este año seguro que no faltarán alusiones a la fuerte crisis que padecemos, dando repaso también a aspectos de la ciudad, personajes famosos y similares. Esperemos que en esta vez se queme todo lo malo, para resurgir renovados de sus cenizas.

¡Valencia ya está en fallas!. Esta noche con la plantá - alzado completo de la falla y de todos los elementos que la componen- se inicia la cuenta atrás. Música, luz, color, flores, trajes, pólvora, sabores..... un sinfín de peculiaridades que nos harán una vez más cumplir con el ritual del fuego purificador.


La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia
Este ninot de falla, es uno de los muchos que forman parte del monumento de madera, cartón y corcho. No es de este año, pero me gusta porque refleja a la perfección el significado del amor desde la bisexualidad. Es la atracción entre dos personas que se aman, desean y que sienten como los demás seres humanos. Muy apropiado para aquellos que piensan que en nuestra libertad de elección no nos fijarnos en el sexo de las individuos, sino en su interior, en los sentimientos de la persona amada.

Durante las fallas no puede faltar degustar la tradicional paella o saborear los buñuelos con calabaza. Vibrar con el percusionista sonido de la mascleta –verla en video adjunto-, emocionarse con la ofrenda de flores a la Mare de Déu dels Desemparats o disfrutar simplemente paseando por sus calles gozando del aroma de azahar y la alegría propia de una gran fiesta.

Volveré a vestirme con el traje típico para la ofrenda a la Virgen, o llevar el blusón valenciano y la manta al hombro si refresca. Espero vivirlas con pasión y más ganas.

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia
Buenas fallas para todos los valencianos. ¡Disfrutadlas y sed felices!. Para los que no seáis valencianos, invitaros a visitarnos, que somos muy cariñosos, afectuosos y buenos anfitriones.

Besos y abrazos a todos.





domingo, 10 de marzo de 2013

Tus labios míos


Hoy necesito unos labios que se encuentren con los míos.

Labios que escuchen pasión y camino,
que hablen comiendo los míos.

Empinados labios por mi cuerpo suspirando,
como potros desbocados a los que domar con los míos.

Unos labios que se ahoguen con los míos,
que los muerdan,
que los rocen,
que los degusten,
que los escudriñen con juguetona lengua.

Labios encarnados que rían,
que ofrenden vida,
que bailen en mi alegría.

Hoy, necesito unos labios que hagan suyo mi cantar de retama e hilo.

Germán Soler, 2013

Las fotografías son de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia


La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia


La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia


La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia


sábado, 9 de marzo de 2013

Nuevas percepciones


Nuevas percepciones han llegado a mi vida. Ahora reparo en detalles, miradas y gestos que antes me eran indiferentes. Unos meses después de iniciar este asombroso viaje sucedió un hecho que fue definitivo para ello.

Aquel día de primavera tuve una reunión de trabajo muy importante a la que asistí vistiendo traje y corbata. Al salir visité unos grandes almacenes situados enfrente para realizar unas compras. Era la hora de comer, sobre las tres más o menos. Subí la escalera mecánica y antes de llegar a la segunda planta me cruce con un tío más joven que bajaba. Sin pretenderlo nos cruzamos las miradas, y las mantuvimos por un par de segundos. Yo no le dí importancia, pero parece que él si.

Paré en la siguiente planta para buscar un objeto cuya sección estaba al lado de las escaleras. Cual fue mi sorpresa al ver que aquel hombre trajeado y elegante había dado la vuelta, subiendo detrás de mí. Al llegar a planta, se para a ver una pieza cerca de mi buscando mi mirada. Cuando las cruzamos de nuevo, se dirige hacía los lavabos, asegurándose que le sigo.

¡Y le seguí!, pero solo porque el objeto que estaba buscando estaba en un estante cercano a la entrada de los lavabos. Continué con mis compras, olvidándome de aquel hombre.

Una vez adquirido lo que necesitaba, y como me estaba meando decidí visitar los lavabos. Al llegar a los aseos, me sorprendió que estuviese aún allí, pues habían pasado más de quince minutos. El tío estaba en un urinario se supone que miccionando. Me mira, y yo me dirijo justo al lado opuesto, porque no busco rollo. A estas alturas había leído en Internet mucho al respecto de encuentros esporádicos en lavabos de grandes superficies.

La fotografía es de internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia
En eso veo que se aparta un poco. De reojo miro y veo que estaba bien palote el tipo. Ni me atreví a mirarle a la cara, ni hubo una palabra entre nosotros. Me dio tanto corte que meé con la vista clavada en la blanca porcelana, mientras que rezaba para salir de aquella situación con dignidad. Terminé con apremio, me lavé las manos y salí de allí disparado. Por el espejo había visto que todo cortado hacía como si orinaba, o al menos estaba pegado al urinario.


De vuelta a casa en el coche, rememorando lo sucedido, me dio pena por el apuro que tuvo que pasar aquel hombre y la desilusión de unas miradas que entendió que llevaban deseo y ganas. Hasta pensé que me había esperado tanto tiempo en los lavabos al entender que le seguía. Me sentí culpable por una situación que precisamente no había provocado.

Era la segunda vez en menos de un año que mis gestos y miradas habían dado pie a malentendidos. A partir de ese momento soy más cuidadoso con mi forma de moverme.

sábado, 2 de marzo de 2013

¿Porqué a mi?


Pasados unos días de desbordada euforia y contento, incluso satisfacción, por lo que había pasado en la playa, llegó el bloqueo. Miles de preguntas me golpeaban el cerebro asfixiándome el respirar. Sí, me ahogaba, me agarrotaba tanto hasta el punto de que cambie en mi forma de ser, y deje a un lado a esa persona extrovertida y alegre para convertirme en un hombre dubitativo y distante. En mi entorno pensaban que era por el estresante trabajo que tenía, pero yo sabía que tan solo era un factor añadido. En realidad me horrorizaba pensar que podía perder a mi mujer.

Dios, ¿qué me estaba pasando?, ¿porqué a mi? ¿porqué descubrir ahora otras sensaciones?.

Llegue a tener asco de mi mismo. Me sentía como un mal hombre, dañino para mi familia, para la persona que más quiero, mi esposa. Me sentía tan sucio que no podía tocarla, acariciarla, besarla, hacerle el amor. Ella creía que era por el estrés, la ansiedad que llevaba tratando desde hace años de forma natural. Pero era por pensar que no era digno de tener el amor de una mujer tan maravillosa.

En aquellos momentos de zozobra aquellos recuerdos tan gratos se diluían en mis lágrimas, o cuando miraba alrededor, y no me sentía atraído por ningún hombre. Me seguían atrayendo las mujeres, y sobretodo la mía. Con respecto a mi despertar bisexual, en mi interior solo anidaba aquel hermoso tiempo. Ahora, me decía que debería haberle tocado, acariciado, sentido. Ahora, me decía que no debía pensar en ello. Ahora, le deseaba. Ahora, me llamaba a mi mismo imbécil por no gozar de la extraordinaria mujer que tengo a mi lado.

La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia
Lo peor era no poder hablar con nadie. No tengo ningún amigo lo suficientemente comprensivo en este tema para entenderme, aunque si de los que saben guardar un secreto. No me veía con fuerzas para ir contando mis sentimientos. Solo quedaba Internet.

Sabéis que me gusta el nudismo. Hacía un par de años que buscando sobre el tema encontré una web con un nombre muy común: Pajilleros. Tiene un hilo donde se habla de nudismo, aunque claro está por su nombre deduciréis que no es lo que más interesa. Curiosamente, durante ese tiempo solo había visitado la página de nudismo, no me importaban los intercambios, ni las páginas gay, hetero o las bisexuales. Un día, lleno de desesperación entré en la zona bisexual, que aún no sé porqué esta en la parte gay. Y comencé a entender que no estaba solo.

Aún así, tardé dos años en darme de alta en el foro para poder chatear, así que podéis imaginar el sufrimiento de todo ese tiempo. Silencio y más silencio. Asfixia y más asfixia. Opresión que comenzó a diluirse cuando encontré a casados en mi misma situación, algunos con vivencias similares, otros, de toda la vida. Nunca pensé que se pudiesen hacer tan buenos amigos por la red. Ellos aportaron luz a mi vida, contestaron a las preguntas que me corroían. Poco a poco me fui aceptando. Entonces comencé una nueva vida. Pero, claro, una cosa es hablar y fantasear y desear, y otra pasar al plano de las realidades.



La fotografía es de Internet, y no se cita al autor por no indicarse su procedencia