UN SORPRENDENTE VIAJE QUE LLEGÓ A LAS PUERTAS DE LA MADUREZ, LLENANDO DE NUEVAS SENSACIONES MI VIDA.

jueves, 2 de agosto de 2018

Un añorado ¡Te Quiero!



Esta mañana después de casi cinco años mi mujer me ha dicho abiertamente, mientras me abrazaba y sus ojos se inundaban de lágrimas ¡Te Quiero! Hacía tanto que no lo oía, tanto que lo anhelaba, que la emoción me ha recorrido como un rayo.


Ha sido al acabar la sesión de terapia a la que asiste desde hace unas semanas. La misma a la que he asistido yo desde hace tres años. Hoy ha sido una sesión dura para ella. Se ha desgarrado para renacer. Poco a poco vamos retomando nuestro tiempo, el del amor. Atrás queda cuando una tarde me dijo que tenía que volver a enamorarla. Aquellos días en los que se planteó escapar,  en los que me plantee dejarla por no  causarle dolor.

Soy consciente que le he hecho daño, que ella me ha hecho daño, que nos hemos hecho daño. Sé que ella presiente este lado, que lo hemos hablado de puntillas, y que sabe que es la persona más importante en mi vida. Ella fue la que me pidió que no enviase fotos de mi rostro, la que me rogó precaución, la que me autorizó a probar el abrazo de un hombre para que luego eligiera lo mejor para mi vida. Una mujer grandiosa de corazón y de alma.

Quería compartir con todos vosotros este gran momento porque habéis estado a mi lado en los tiempos de bajón, cuando creía acabado todo. Hoy es un día muy feliz. Gracias por estar ahí, se os quiere.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las fotografías proceden de Internet, y no se cita al autor por no indicarse en el lugar de origen su autoría y procedencia. En caso de incumplimiento involuntario de algún derecho se retirará inmediatamente